5 consejos para aliviar la congestión nasal durante el embarazo

2019-11-04T14:54:28+00:00noviembre 12th, 2019|

Entre los muchos síntomas y molestias que experimenta la mujer durante el embarazo, la congestión nasal es uno de los más frecuentes. Y aunque no se trata de un problema especialmente grave, sí que puede resultar realmente molesto cuando tarda en desaparecer. Desde Pharysol os explicamos cómo actuar frente a la congestión nasal durante el embarazo y qué productos con ingredientes de origen natural pueden sernos de ayuda para aliviarlo.

Congestión nasal durante el embarazo

Esta patología se conoce como rinitis gestacional y, aunque son muy similares, no debe confundirse con una rinitis alérgica, especialmente en la temporada de primavera. Además, puede coincidir con el resfriado durante las fechas invernales, pero lo cierto es que se trata de una patología distinta.

Mientras que el resfriado tiene un origen vírico, esta congestión nasal está provocada por los desajustes hormonales que se producen durante el embarazo. Los altos niveles de progesterona irritan la mucosa nasal y producen la congestión. Tiende, además, a ser más habitual durante el segundo trimestre del embarazo y suele desaparecer por completo aproximadamente dos semanas después del parto.

A continuación, trataremos 5 consejos que te pueden ayudar a combatirla:



1. Evita ambientes perjudiciales

Si se trata de una congestión importante, trata de evitar ambientes que puedan irritar aún más las mucosas. Aquellos espacios cerrados llenos de humo o zonas donde haya una alta contaminación ambiental, ya sea por fábricas o alto volumen de tráfico, deben evitarse. Además, tareas que impliquen levantar el polvo, como la limpieza del hogar, pueden igualmente ser perjudiciales y empeorar la congestión. Por el contrario, opta por espacios bien ventilados y con cierta humedad ambiental. Puedes utilizar humidificadores para evitar la sequedad en casa.

2. Mantente hidratada

Para disminuir la congestión, es esencial que mantengas tu cuerpo hidratado. De esta forma la mucosidad se volverá menos espesa y se despejarán las vías aéreas con mayor facilidad. Bebe agua de forma habitual y no esperes a tener sed, puesto que es un síntoma de que no estás manteniendo una hidratación adecuada. Por otro lado, es recomendable evitar las bebidas azucaradas, con cafeína y el alcohol.

3. El agua es una aliada

Ya hemos dicho que la hidratación puede serte de gran ayuda. Pero más allá de eso, puedes usar el agua a tu favor de muchas otras formas. Un baño de agua caliente, sin pasarse demasiado, puede aumentar la temperatura corporal ligeramente y diluir la mucosidad. Por otro lado, los baños de vapor también son muy recomendables para descongestionar las fosas nasales.



4. Utiliza productos naturales

Productos naturales como Pharysol Sinus pueden serte de gran ayuda en casos en que se aúnen resfriado y embarazo. Pharysol Sinus es un espray nasal elaborado mediante aceites esenciales de eucalipto y menta que diluyen la mucosidad y proporcionan una sensación de frescor y calma. Además, su fuerza osmótica, superior al agua de mar, ha demostrado ser más eficaz que los espráis salinos. Si la congestión se vuelve muy frecuente y necesitas una solución rápida por encontrarte fuera de casa, este es un remedio eficaz que puedes tener a mano.



5. Acude al médico

Si la congestión no remite y se hace excesivamente insistente, quizá debas acudir a la consulta. El profesional médico será quien mejor te puede asesorar y prescribir una medicación adecuada teniendo en cuenta tu estado. Por otro lado, si el resfriado viene acompañado de otros síntomas es fundamental buscar ayuda médica cuanto antes para descartar causas más graves.

Como ves, la congestión nasal puede ser un síntoma molesto, y más durante el embarazo. Pero, por fortuna, puedes atajarla fácilmente con remedios como los que aquí te hemos indicado. Así que ya sabes, ¡desde Pharysol te recomendamos seguir nuestros consejos y te invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural, específicos para estas molestias!

Deja un comentario