Costras dentro de la nariz: Causas y cómo actuar

2024-02-08T11:02:46+00:00octubre 6th, 2022|

A medida que llega el mal tiempo, es más frecuente que no resfriemos o suframos gripes debido a que los virus que causan estas infecciones permanecen mejor en estas condiciones. Y una consecuencia directa de esto es que suframos congestión nasal y debamos sonarnos, apareciendo costras dentro de la nariz.

Desde Pharysol te explicamos acerca de las costras en nariz y cómo actuar para tratarlas y prevenirlas.

¿Qué son las costras dentro de la nariz y por qué aparecen?

Las costras son una cubierta o capa seca de tejido que se forma en la superficie de una herida o irritación que está cicatrizando.

Las costras dentro de la nariz aparecen cuando se dan lesiones en las paredes y mucosas nasales y estas se regeneran.

Hay diversas causas por las que pueden aparecer, la principal es la rinitis. Se trata de la inflamación de las mucosas nasales por la exposición a un alérgeno, una infección, estrés, o consumo de ciertos alimentos o medicamentos.

Esto se agrava cuando hay congestión nasal, ya que se reduce la humedad de las fosas nasales y la piel se reseca, siendo más proclive a padecer daños.

Las costras dentro de la nariz también pueden darse por cambios atmosféricos. Como hemos avanzado, si cambia la humedad dentro de la cavidad nasal, la piel se reseca y se debilita.

En otoño e invierno el aire suele ser más seco y las temperaturas más bajas, lo que hace que la piel de la nariz se agriete.

Finalmente, otra de las causas más comunes es la congestión nasal y el exceso de mucosidad. Esto no es debido únicamente por el aumento de sequedad nasal, sino porque en el intento de expulsar la mucosidad y sonarnos, podemos irritar las mucosas y generar lesiones.

¿Cómo tratar y prevenir las costras dentro de la nariz?

Existen diversos remedios caseros para tratar las costras nasales tales como:

  • Aceites esenciales (aceite de manzanilla, lavanda, árbol de té, rosa o romero), con propiedades humectantes.
  • Aceite de coco: No es muy graso y la piel lo absorbe bien. Además, promueve la hidratación y tiene propiedades antioxidantes (por su contenido en vitamina E), así como antibacterianas y antiinflamatorias.
  • Gel de Aloe vera: Este gel natural es rico en vitaminas A y C, antioxidantes y agua (presenta hasta un 99% de ella). Es muy nutritivo, cicatrizante, calmante y antiséptico.  Contribuye a la regeneración de la piel gracias a que estimula la producción de colágeno, fundamental para esta.
  • Aceite de oliva: Es muy rico en vitamina E, A, D, K y Omega-6. Hidrata, nutre, previene la sequedad, repara y revitaliza la piel.
  • Miel: Es buena para las grietas de la piel, exfoliante, suavizante y nutritiva.
  • Aceite de Rosa mosqueta: Es rica en Omega-6 y Omega-3, y vitaminas A, C y E. Contribuye a hidratar, cicatrizar, regenerar y reparar la piel.
  • Aceite de caléndula: La caléndula es un remedio utilizado desde la Antigüedad para mantener el cuidado de la piel. Acelera la cicatrización, es antioxidante y antiinflamatoria.
  • Polvo de cúrcuma y regaliz: El regaliz contiene glicirrina, un compuesto de propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Por su parte, la cúrcuma tiene un gran poder antioxidante, antiséptico y antiinflamatorio. Contribuye a calmar la piel y combatir la sequedad y la irritación.
  • Manteca de karité: Es rica en vitaminas A, D, E y F. Es hidratante, protectora, antioxidante, regenerante, reparadora y cicatrizante.
  • Aceite de argán: Es rico en vitaminas A, K y E, antioxidantes, minerales y ácidos grasos. Esto lo convierte en un remedio muy nutritivo. Asimismo, es también hidratante, calmante y antiséptico.

Tanto para tratar como para prevenir las costras dentro de la nariz es importante, sin embargo, aportar a la cavidad nasal la hidratación que precisa para poderse regenerar adecuadamente con soluciones específicas, ya que los remedios caseros pueden no funcionar o empeorar la situación en cada caso.

Para ello, se deberá aplicar una pomada intranasal que aporte elasticidad y protección a la membrana, así como hidratación.

Que contenga ingredientes como el retinol y la vitamina E será beneficioso para contribuir a la regeneración de la piel.

Mientras que el retinol estimula la producción de colágeno y elastina, la vitamina E es un potente antioxidante para la piel.

Además del tratamiento tópico, es importante no tocar las costras y humidificar los espacios, y evitar los cambios bruscos de tiempo, para así evitar que se dé mayor sequedad.

Con todo ello la piel sana podrá mantener su función de barrera protectora frente a infecciones.

Ahora ya sabes acerca de las costras dentro de la nariz. Si quieres saber más acerca de cómo cuidar tu salud de forma natural, te recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y te invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

  He leído y acepto la política de privacidad

  • El responsable del tratamiento de sus datos es REVA HEALTH EUROPE, S.L, con la finalidad de gestionar la publicación de su comentario. Puede ejercer sus derechos de protección de datos contactando a protecciondatos@reva-health.com. Para más información, consulte nuestra Política de privacidad.

Ir a Arriba