Diabéticos y dolor de garganta: ¿Cómo les afecta y cómo pueden afrontarlo?

2020-12-02T11:34:18+00:00enero 21st, 2021|

La diabetes afecta a más de 460 millones de personas en el mundo. Esta enfermedad, en que los niveles de glucosa (azúcar) en sangre están muy altos, puede comprometer la salud general, causar consecuencias en diversos sistemas del organismo y limitar mucho la vida de la persona que la padece. Por ejemplo, los diabéticos tienen algunos problemas de inmunidad.

Desde Pharysol os explicaremos, cómo afectan las infecciones víricas como la gripe y el resfriado, a los diabéticos, y cómo pueden afrontar sus síntomas, como el dolor de garganta.

¿Cómo puede afectar la gripe a los diabéticos?

La diabetes, como hemos comentado, tiene múltiples efectos en el organismo, siendo uno de ellos, debilitar el sistema inmune. Debido a esto, el organismo de las personas diabéticas se halla más vulnerable ante las infecciones.

Una de estas infecciones es la producida por el virus influenza, que causa la gripe. Uno de los síntomas principales de esta infección es el dolor de garganta.

La probabilidad de contraer la gripe es más alta para los diabéticos debido a que su sistema inmunitario está menos protegido, pero además, una vez contagiados, esta infección es más difícil de combatir.

Pero, los diabéticos no tienen solo problemas por el hecho de que son más proclives a padecer dolor de garganta, gripe o resfriado, sino que estas infecciones también les complica el control de su enfermedad.

En primer lugar, los diabéticos pese a encontrarse debilitados o cansados por el proceso gripal o catarral, deben seguir midiendo sus niveles de glucosa a cada pocas horas.

Además, deben prestar especial atención a los fármacos o soluciones medicinales que utilizan para tratar sus síntomas, ya que en muchos casos, estos cuentan en su composición con una importante cantidad de azúcares que pueden alterar sus niveles de glucosa en sangre.

¿Cómo prevenir y tratar los síntomas de la gripe y el resfriado si somos diabéticos?

La diabetes es una enfermedad crónica y que puede llegar a ser grave si no se controla de forma adecuada, por ello, las personas diabéticas se consideran de riesgo y siempre deben vacunarse ante la gripe y contar con unos hábitos de higiene adecuados, sobre todo de las manos.

Además de medir la glucosa en sangre, otra medida fundamental si se padece una infección vírica y se tiene diabetes es consumir abundante agua, al menos, de 100 a 300 ml por hora.

Es muy importante también que se controlen las cetonas, sobre todo en casos de diabetes tipo 1, y que ante síntomas como diarrea, vómitos o fiebre se acuda al médico.

Finalmente, es importante leer la caja o prospecto de los fármacos y optar por soluciones medicinales sin azúcar o aptas para diabéticos, así como comer poco a poco cada poco tiempo, siempre teniendo en cuenta las necesidades propias según la diabetes.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidar vuestra salud de forma natural, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba