Nariz irritada, cómo cuidarla tras un resfriado

2022-02-18T09:36:14+00:00marzo 15th, 2022|

Hay algunos problemas que aparecen como efectos secundarios de ciertas dolencias que, sin ser graves, sí pueden resultar muy molestos. Uno de ellos es la nariz irritada, cuyo origen suele un resfriado. Desde Pharysol te mostramos cómo puedes evitarla.

¿Por qué aparece la nariz irritada?

Las razones de la nariz irritada pueden ser muchas. La más habitual son aquellas dolencias que provocan gran mucosidad, como las enfermedades respiratorias o las alergias. Pero también se puede dar si la piel de la zona está seca.

Lo que comienza como una irritación puede terminar con una herida que parece que no se cura nunca. Además, suele ser dolorosa y a nivel estético no le gusta a nadie.

Por otro lado, mientras el origen de la irritación sea la mucosidad y se sigan empleando pañuelos de papel, el problema no solo no mejorará, sino que lo más probable es que continúe empeorando. Tendrás la sensación de estar entrando en un bucle infinito del que es difícil escapar.

¿Quiere decir lo que estamos comentando que no se puede hacer nada? Ni mucho menos. Además, vamos a empezar hablando de la prevención, que siempre resulta el mejor tratamiento. Por eso, en épocas de alergias, cuando tienes cualquier dolencia que conlleve la aparición de mucosidad o cuando hace mucho frío, debes mantener la zona muy cuidada.

El arma más eficaz para luchar contra la irritación de nariz es mantener la zona hidratada. Cuando está en buen estado, será suficiente con utilizar los mismos cosméticos que en el resto del rostro. Sin embargo, cuando ya han aparecido los primeros daños, es necesario utilizar un producto específico para reparar e hidratar la piel.

Además, estos otros consejos te ayudarán a mejorar el estado de tu nariz:

  • Higiene: La higiene es siempre muy importante y también lo es que mantengas esa zona limpia. Hay un aspecto importante que se pasa en muchos casos por alto y es que no se debería tocar ninguna parte del cuerpo sin haberse lavado las manos, sobre todo, si ya se ha producido alguna herida. Será una buena forma de evitar que se infecte la lesión.
  • Descongestionante: Intenta descongestionar tu nariz en la medida de lo posible. Hazlo de la manera en la que te indique tu médico. Una buena opción es utilizar suero salino para limpiar el interior de la nariz y para que los mocos se fluidifiquen, de esta forma, los podrás eliminar con mayor facilidad.
  • Humedad: Es importante que mantengas la piel de la nariz alejada de la humedad. Por eso, debes secarla bien cada vez que se moje.
  • Humidificadores: Que la nariz esté húmeda no es bueno, pero que lo esté el ambiente sí. Por eso, resulta conveniente que uses humidificadores. Evitarás un ambiente seco que irrite aún más tus vías respiratorias.
  • Bálsamo. Aunque ya lo hemos comentado, es importante que utilices un bálsamo reparador. En la farmacia encontrarás opciones muy eficaces. Son productos inocuos, que puedes utilizar con frecuencia hasta que la zona se haya curado.
  • Sonarse: Una de las formas en las que más se irrita la nariz es sonarse con un pañuelo de papel, como ya hemos comentado. Es cierto que los de tela son más suaves, pero también menos higiénicos, así que no te recomendamos su uso. Lo mejor es que intentes sonarte con suavidad y que busques pañuelos de papel lo más delicados que sea posible.
  • Postillas: Cuando la piel empiece a cicatrizar, aparecerá una postilla. Es vital que no arranques la costra, ya que si lo haces solo perpetuarás la herida.

La nariz irritada puede ser muy molesta, ahora ya sabes cómo puedes evitarla. Si deseas saber más acerca de cómo cuidar tu salud de forma natural, no dudes en seguir los artículos de nuestro blog y consultar nuestra amplia gama de productos. 

Deja un comentario

Ir a Arriba