Pus en la garganta: ¿Cómo podemos eliminarlo?

2020-03-16T09:50:07+00:00abril 28th, 2020|

A todos nos ha dolido alguna vez mucho la garganta y hemos sentido ardor o incluso dolor en los oídos. Entonces hemos ido al médico y nos ha dicho que tenemos pus en la garganta. ¿Os suena esta situación?

Desde Pharysol os explicamos qué es el pus en la garganta, por qué se produce, cuáles son sus síntomas y efectos y cómo podemos eliminarlo.

¿Qué es el pus?

Antes de saber cómo afecta a la garganta, en primer lugar deberemos saber qué es exactamente el pus y cómo se genera.

Según la Real Academia Española (RAE) el pus es un “Líquido espeso de color amarillento o verdoso, segregado por un tejido inflamado, y compuesto por suero, leucocitos, células muertas y otras sustancias”.

El pus se forma cuando bacterias, virus u hongos se introducen en el cuerpo (por una herida abierta o por un orificio corporal como la boca) y producen una infección. Ante ese ataque, el sistema inmunitario envía glóbulos blancos (leucocitos) para combatir la infección y tras ello se acumulan en la zona junto a otros desechos. Cuando el pus se acumula debido a una infección fuerte, es posible que el pus no pueda eliminarse y la zona empiece a provocar dolor.

¿Cuáles son las principales causas del pus en la garganta?

Como hemos comentado anteriormente, el pus se trata de un conjunto de desechos producidos por el organismo en la lucha contra una infección. En el caso de la garganta, el pus puede producirse por múltiples factores que produzcan una infección en ella, como el virus Epstein-Barr (virus que provoca la mononucleosis), el virus del sarampión o bacterias como los estreptococos o los neumococos.

Otra causa de pus en la garganta es la amigdalitis, la inflamación de las amígdalas.

¿Cuáles son los síntomas principales del pus en la garganta?

Cuando se produce pus, además de poder apreciarse manchas blanquecinas en la garganta, la zona tiende a hincharse, enrojecerse, calentarse e incluso puede supurar líquido.  Debido a esto, se puede percibir dolor, sensibilidad y ardor. En el caso del pus en la garganta puede producirse disfagia, dificultad para tragar, debido al dolor, incluso la saliva.

Además, debido a la infección, puede padecerse fiebre, ganglios linfáticos doloridos, dolor de oídos o voz ronca.

Diagnóstico del pus en la garganta

El diagnóstico de pus en la garganta como síntoma o efecto de una infección será fácil teniendo en cuenta la sintomatología referida y una exploración del cuello,  la garganta, y el cuello en la que se pueda apreciar la presencia de pus en la garganta. Asimismo puede solicitar un exudado faríngeo (o cultivo de garganta) y un análisis de sangre. En raras ocasiones además se podrán realizar tomografías computadas o ecografías.

Prevención y tratamiento del pus en la garganta

Aunque la acumulación de pus en la garganta puede no poderse evitar en sí misma, es importante tener en cuenta las posibles causas que lo producen para así evitarlas. Asimismo, en cuánto al tratamiento del pus en la garganta, en algunos casos en profesional médico podrá recetar fármacos antibióticos para tratar la infección bacteriana, además de antitérmicos en el caso de existir fiebre.

En el caso de que el pus en la garganta se produzca por una amigdalitis, se procederá a realizar una amigdalotomía o extirpación de las amígdalas.

Finalmente, existen algunos remedios que pueden ayudar a a aliviar la garganta con pus como beber agua con miel, hacer gárgaras con agua salada, beber continuamente y descansar.

 

Si necesitas más información acerca de esta u otras afecciones, te recomendamos seguir los consejos de nuestro blog y te invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario