Sequedad nasal, ¿sabes a qué se debe y cómo puedes prevenirla?

2019-04-16T07:02:40+00:00abril 16th, 2019|

No solo nos sirve para oler y respirar. La nariz es la primera defensa que nuestro cuerpo presenta contra las enfermedades infecciosas al impedir la entrada de gérmenes a nuestro organismo. Mantenerla sana solo requiere unos buenos hábitos de higiene. ¿Últimamente estás experimentando síntomas como picor o tirantez? Podría tratarse de sequedad nasal.

¿Qué es la sequedad nasal?

La sequedad nasal es una condición muy común que se caracteriza por un bajo nivel de humedad en la mucosa nasal. Como resultado de esto, se forman grietas y costras en su interior lo cual, a su vez, favorece la obstrucción nasal. Las personas con sequedad nasal experimentan síntomas como tirantez en el interior de la nariz, picor e incluso descamación y dolor en la zona.

¿Cuáles son las causas de la sequedad nasal?

La sequedad nasal puede estar ocasionada por diferentes factores, desde un frío o calor extremos, un uso excesivo de la calefacción o el aire acondicionado o la contaminación ambiental. Además, existen otras causas que pueden provocar sequedad en las fosas nasales:

  • Ciertos virus. Aunque asociamos resfriado y gripe con nariz que moquea, existen algunos tipos que provocan sequedad.
  • Exposiciones a sustancias irritantes, olores fuertes o el humo de los cigarrillos.
  • Ciertos medicamentos empleados en el tratamiento de la diabetes o problemas dermatológicos.
  • Uso abusivo de descongestionantes nasales o corticoides nasales.
  • Alergia o rinitis.

5 consejos para prevenir la nariz seca

Prevenir la sequedad nasal y proteger la mucosa de la nariz es posible siguiendo algunos consejos:

  • Suénate con frecuencia utilizando pañuelos desechables. Hazlo de forma suave presionando solo un lado de la nariz (mientras, sopla por el otro). Repite la operación con el lado opuesto.
  • Bebe abundante agua (al menos dos litros al día).
  • Si el ambiente en tu casa u oficina es demasiado seco, utiliza humidificadores para conseguir un nivel de humedad favorable (lo ideal para una habitación a 20º grados es que la humedad esté entre el 45 y el 65%).
  • Realiza lavados nasales utilizando suero fisiológico o una solución salina especialmente indicada para ello. Si lo necesitas, aplica un lubricante o hidratante nasal para conseguir una sensación de alivio y frescor.
  • Si además de sequedad, acostumbrar a sufrir congestión, utiliza Pharysol Sinus, un producto elaborado a base de ingredientes 100% naturales que desbloquea los senos nasales y protege la mucosa nasal de sequedad, irritación y agresiones externas.

Si a pesar de seguir estos consejos, la sequedad nasal persiste, no dudes en acudir a tu médico para que valore cuáles pueden ser las causas y te prescriba un tratamiento que te ayude a mejorar considerablemente los síntomas.

banner-blog-pharysol-sinus

Deja un comentario