¿Cómo puedo hidratarme si no me gusta beber agua?

2018-06-08T06:29:51+00:00junio 14th, 2018|

Tal vez te hayas preguntado qué beber si no te gusta el agua. Debes saber que hay muchísimas opciones saludables que permiten hidratarse sin tomar solo agua, y que evitarán que tengas que caer en refrescos o similares. Echa mano de estas propuestas.

Bebidas naturales para hidratarse

Como te puedes imaginar, no todo va a ser ir a la tienda y comprar un montón de bebidas azucaradas. Existen alternativas estupendas que tal vez también disfrutes y que hacen posible mantenerte hidratado.

Como es lógico, no existe la opción de no beber agua ya que acabaría contigo en poco tiempo. Sin embargo, estas propuestas te refrescarán en verano y satisfarán en invierno:

– ¿Qué tal un agua con gas? Quizá el agua no sea lo que te gusta, pero existen aguas con gas con un toque ciertamente especial. Prueba, ¡tal vez te sorprendas! Sírvela con una rodaja de tu fruta favorita en una terraza de verano y disfruta de su sabor burbujeante.

– Añadiendo unas gotas de sabor: quizá de limón, naranja o de un edulcorante que te guste. Las opciones de edulcorantes son muy variadas y, además, muchas están basadas en la planta estevia, inocua para la salud.

Tés e infusiones para mimarte: si te apetece probar algo diferente, existen infusiones y tés que podrás tomar fríos y calientes. Se trata de un mundo apasionante que podría convertirse en tu nueva afición.

Agua de coco: de entre todas las posibilidades, el agua de coco es una de las bebidas más refrescantes e hidratantes que encontrarás. Quizá resulte algo cara, claro, pero tu salud te lo agradecerá.

Batidos de todos los colores: una selección de tus frutas favoritas, un buen chorro de agua, un poco de leche o nata y… ¡listo! Ya tienes una excelente bebida para cualquier hora del día. No notarás la presencia del agua, aunque ciertamente la contenga.

Zumos de vegetales para una salud de hierro: un calabacín o pepo, un puñado de espinacas y tal vez un chorro de limón. Si te tomas un jugo de vegetales cada día, notarás la diferencia. Sus propiedades antioxidantes e hidratantes son espectaculares pero, además, favorecerá tu salud intestinal y emocional, gracias a su alto índice de fibra y magnesio.

Importancia de hidratarse

Como te decíamos, hidratarse sin agua no es posible, pero tampoco deseable. Y es que el agua es algo necesario para vivir, sobre todo con salud.

Beber representa la única forma que tus células tienen de recibir oxígeno en altas cantidades, más allá del que respiras. Por ello, si no bebes, aumentas increíblemente el riesgo de padecer enfermedades. Muchas de ellas son graves, y se producen como consecuencia de unas células con niveles de oxígeno bajo, que conducen a su oxidación.

¿Significa esto que tienes que beber mucho? No. Has de beber lo que te pida el cuerpo, pero recuerda que las bebidas carbonatadas o azucaradas pueden eliminar el reflejo de la sed. Si pruebas las alternativas que te proponemos durante unos días, es posible que tu sed se incremente de forma espectacular.

Cuando bebes agua, proteges también tus vías respiratorias, ya que hidratas todas las estructuras de tu cuerpo. Gracias a esto, los síntomas de enfermedades como el asma o las alergias, con su consabido dolor de garganta, pueden mejorar mucho.

¿Ya estás bebiendo más pero no es suficiente? Si quieres resolver tu dolor de garganta de forma rápida y eficaz, Pharysol es un complemento ideal. Un poco más de agua y este remedio formulado a base de productos naturales, y tus dolores estarán resueltos.

banner-blog-pharysol

Deja un comentario

Ir a Arriba