Plantas y flores de interior más alérgicas

2018-02-26T08:31:00+00:00abril 10th, 2018|

A la hora de decorar nuestros hogares, una de las opciones más recurrentes consiste en el empleo de ornamentos florales. Ya sean pequeñas plantas, flores o incluso pequeños árboles o arbustos, suponen una técnica decorativa muy común. Además, aportan naturalidad y vida a la estancia en la que se colocan, sobre todo cuando llega su momento cumbre: la floración. Pero no todo son ventajas, pues hay plantas de interior que provocan alergia.

¿Por qué tenemos alergia al polen?

El organismo dispone de un sistema de protección, el sistema inmunológico. Este conjunto de células, órganos y tejidos ejerce una función defensiva frente a los posibles elementos ajenos al organismo. De este modo, ante la invasión de un posible agresor, este es rápidamente reconocido, procesado y eliminado.

Sin embargo, como sucede con otras partes o funciones del cuerpo, en ocasiones no funciona de manera totalmente correcta, pudiendo causar una respuesta excesiva. En el caso del polen (el cual para la gran mayoría de personas es una partícula inocua) puede suponer un alérgeno. Esto significa que, en vez de entrar en contacto con el aparato respiratorio de forma imperceptible, genera en este un exceso de respuesta.

La hiperrespuesta es llevada a cabo por un mecanismo de hipersensibilidad de tipo I, por el cual, el polen es detectado como una partícula irritante para el organismo. Así, ante una primera exposición, se generan anticuerpos contra él; de este modo, ante una reexposición, los anticuerpos anteriormente creados reconocen la partícula de polen y se disponen a su eliminación.

Esta respuesta genera la liberación de diversas sustancias proinflamatorias como son citoquinas, interleucinas o histamina, que provocarán molestos síntomas:

  • Rinitis alérgica: dentro de esta encontraremos los síntomas típicos de rinorrea o congestión nasal, desencadenadas por la relación plantas y alergia.
  • Prurito: también causado principalmente por la histamina; la nariz pica, se enrojece, molesta. Lo mismo sucederá con los ojos o incluso partes de la piel.
  • Lagrimeo ocular: la misma irritación que se produce en la mucosa nasal, también se produce en la conjuntiva ocular, la cual genera una cantidad mayor de lágrima para intentar protegerse.
  • En casos muy graves o sintomáticos, podría incluso desarrollarse asma, depresión, dolor constante de cabeza…

Seguramente todos estos síntomas te resulten muy familiares, pues la alergia al polen supone una afección muy común en la población. Solo en España hay entre 6 y 8 millones de personas afectadas y la tendencia va en aumento. Si bien, las poblaciones más predispuestas a sufrirlas son los niños de menor edad, tendiendo a disminuir conforme alcanzan la adolescencia.

Plantas de interior que causan alergia

Por tanto, si tú o alguien de tu familia padece alergia al polen, debes tener cuidado con las plantas que elijas para decorar el hogar. Como te puedes imaginar, existen algunas con más poder alérgico que otras.

Dentro de las opciones con más producción de polen y alergia, y que cada vez tienen más presencia en interior con motivos decorativos, encontramos:

  • Género Aster: plantas florales, muy empleadas en jardinería, pero con un elevado potencial alérgico incluso en verano. Dentro de este género encontramos la Dalia o las margaritas.
  • Girasoles: preciosos, sí, pero para los alérgicos el adjetivo evocado sería más bien peligrosos. Su gran tamaño permite hacerse una idea de la capacidad polinizadora.
  • Género Olácea: dentro de este encontramos al jazmín, muy bonito, pero muy proalérgico.
  • Género Syringa: el lilo pertenece a este género.
  • Gramíneas: quizá el más importante en cuanto a alergias. El césped pertenece a esta familia.

En consecuencia, si estás pensando en incorporar plantas a la decoración de tu hogar y eres alérgico… ¡ojo! Ten en cuenta los géneros anteriores, pues la sintomatología te acompañará por toda la casa. Así que ante el primer síntoma, frena la mucosidad nasal provocada por la alergia de forma rápida con Pharysol Sinus.

banner-blog-pharysol-sinus

Deja un comentario

Ir a Arriba