Propóleo: ¿Qué es y qué beneficios tiene?

2020-01-02T15:26:01+00:00enero 16th, 2020|

Muchas de las sustancias que producen las abejas melíferas son utilizadas en medicina natural por todos sus beneficios, como son la miel y la Jalea Real. El propóleo, otra de ellas, aunque menos conocida, se está abriendo paso en nutrición y medicina natural.

Desde Pharysol os explicamos qué es el propóleo, cuáles son sus beneficios, cómo podemos consumirlo y si este cuenta con contraindicaciones.

 

¿Qué es el propóleo?

La RAE define el propóleo, o propólis, como una “sustancia cérea con la que las abejas bañan y barnizan sus colmenas antes de empezar a obrar”. Siguiendo esta definición, podemos decir que el propóleo es una mezcla de resinas obtenidas por las abejas de la yema de los árboles, de exudados de savia y de otras fuentes vegetales, que procesan y que posteriormente utilizan como sellante de huecos, para hacer la colmena más segura y para evitar enfermedades y parásitos.

El aspecto del propóleo depende de la fuente de la que se obtiene la resina, siendo el color más habitual el marrón oscuro y normalmente se presenta en forma de granos, sin embargo también puede encontrarse líquido.

 

¿Cuáles son los beneficios del propóleo?

Se tiene constancia del uso de propólis ya en época faraónica y se ha utilizado tradicionalmente como antibiótico (es rico en bioflavonoides), antiséptico y fungicida.

También destaca por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antialérgicas, remineralizantes y anticancerígenas.

Entre sus beneficios encontramos los siguientes:

  • Ayuda en la lucha contra tumores en cabeza, colon, mama, próstata, riñones, sangre, páncreas o hígado.
  • Previene infecciones y mejora la curación de heridas y quemaduras.
  • Es muy beneficioso en procesos catarrales y problemas de las vías respiratorias como gripe, resfriado, bronquitis, asma, tuberculosis, sinusitis, anginas o faringitis.
  • Se utiliza en tratamientos bucales contra periodontitis, gingivitis o caries.
  • Combate verrugas, herpes, parásitos como la giardiasis e infecciones como la cistitis o candidiasis.
  • Es eficaz como remedio en casos de problemas digestivos como diarrea, úlceras o gastritis.

 

¿Cómo tomar propóleo?

El propóleo puede tomarse solo o junto a otros elementos nutricionales como la Jalea Real o vitaminas. Puede presentarse de forma sólida (en granos) o líquida, en crema, loción, tabletas, cápsulas o extractos.

Debido a sus amplias propiedades antibacterianas, antisépticas, antiinflamatorias y antioxidantes, podemos encontrarlo como ingredientes de diversos remedios y fármacos antigripales.

Aunque la dosis puede variar según los casos, se recomienda una concentración diaria de 70 miligramos.

 

¿Cuáles son las contraindicaciones del propóleo?

A pesar de que este remedio natural sea considerado sin riesgo, nunca podemos decir que el hecho de que algo sea natural sea inocuo y recomendable en todos los casos.

Es fundamental consultar con un experto sobre la posibilidad de consumirlo y si presentamos contraindicaciones.

El propóleo no es recomendable para personas que padecen alergia a la miel o a las abejas, si se padece asma alérgico o si se está en estado de gestación o lactancia.

Nunca se debe exceder la dosis recomendada, puesto que un consumo excesivo puede provocar desequilibrios gastrointestinales y debe utilizarse en períodos cortos.

 

Si sufrís de resfriados o gripe o precisáis de mayor información sobre el propóleo u otros remedios naturales contra ellos os invitamos a seguir nuestros consejos del blog y a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural que os ayudarán a tratar y prevenir procesos catarrales.

Deja un comentario