Tipos de gripe: A, B, C y D

2022-01-24T14:20:47+00:00febrero 1st, 2022|

La gripe es una infección respiratoria provocada por el virus Influenza. Es tan común que cuando nos referimos a ella lo hacemos simplemente por “gripe”, aunque realmente existen varios tipos. Desde Pharysol os hablamos de los distintos tipos de gripe, sus semejanzas y diferencias y cómo actuar ante ella.

¿Qué tipos de gripe existen?

Como hemos comentado, a pesar de que cuando nos referimos a la infección por el virus de Influenza hablamos de “gripe”, lo cierto es que no solo existe un tipo, sino que según la OMS existen hasta 4 tipos de gripe, con varios subtipos.

Los distintos tipos de gripe son la A, B, C y D, y únicamente la A y la B son estacionales. A continuación, pasamos a detallar cada uno de ellos:

Gripe A

La gripe A es la más frecuente y peligrosa. Predomina en las aves salvajes y se transmite entre animales, incluido el hombre. Tanto el hecho de que sea la más peligrosa se debe a su alta capacidad para mutar, lo que hace que no sea posible inmunizarse contra ella. Muta a causa de la reorganización y diversas combinaciones de las dos proteínas de su superficie, H y N, generando por ejemplo la H5N1 (gripe aviar), o la H1N1 (gripe porcina).

Por otra parte, debido a su alta propagación es la gripe estacional más común, estando tras un 70% de los casos y todas las pandemias de gripe hasta la fecha.

Sus síntomas son fiebre alta, tos, malestar general, dolor muscular y secreción nasal.

Gripe B

La gripe B también puede provocar epidemias y brotes, generando los mismos síntomas que la gripe A. A diferencia de ésta, sin embargo, la gripe B es mucho menos mutable, ya que muta 3 veces más lenta que la gripe A. Esto la hace más estable y permite controlarla e inmunizarse más fácilmente.

Gripe C

La gripe C es infrecuente y prácticamente inocua. Se detecta mucho menos y las infecciones que genera son leves, similares a un resfriado. Es muy rara en adultos y en menores no produce síntomas graves. Debido a que no es frecuente no se contempla una vacuna contra ella.

Gripe D

La gripe D solamente afecta a animales no humanos, generalmente al ganado, y al parecer no afecta a los humanos.

¿Cómo podemos tratar y prevenir la gripe?

Para prevenir un contagio por gripe es fundamental que sigamos unos buenos hábitos de higiene y limpieza, por ejemplo, lavándonos las manos, haciendo uso de gel hidroalcohólico o utilizando pañuelos desechables.

También es importante que evitemos el contacto con personas contagiadas, los espacios muy frecuentados o mal ventilados y los cambios de temperatura.

Tanto para prevenirla como para tratarla es fundamental que cuidemos de la salud de nuestro sistema inmune siguiendo asimismo los hábitos siguientes:

  • Seguir una alimentación sana y equilibrada, especialmente rica en vitamina C y zinc.
  • Tener suficientes horas de sueño y con sueño de calidad.
  • Evitar sustancias tóxicas como el alcohol y el tabaco.
  • Prevenir el estrés.
  • Realizar ejercicio físico moderado y regular.

Ahora ya sabéis todo acerca de los distintos tipos de gripe. Si queréis saber más acerca de cómo cuidar vuestra salud de forma natural, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba