5 consejos de druida contra el resfriado

2019-11-04T13:22:21+00:00noviembre 5th, 2019|

Desde siempre se conocen remedios naturales contra el resfriado, pues los síntomas pueden ser muy molestos. Desde Pharysol te explicamos algunos consejos ancestrales contra el resfriado y qué productos con ingredientes de origen natural pueden serte de ayuda para aliviarlo. Algunos de ellos servirán tanto para aliviar un catarro como para combatir una infección.

Consejos ancestrales contra el resfriado

Las infecciones virales de las vías respiratorias no responden a los tratamientos con antibióticos, y suelen causar síntomas que conoces bien. Se presentan con tos seca o productiva, congestión nasal, dolor de garganta, secreción nasal y bronquial, dolores y rigidez muscular y fiebre. Algunas de estas medicinas naturales pueden ayudarte a sentirte mejor.

1. Respirar vapor de eucalipto

Si respiras el vapor generado por las sustancias que se desprenden de las hojas de este árbol, sentirás un inmediato alivio en la nariz, en la garganta y en el pecho. Para preparar una solución adecuada necesitarás hervir un puñado de hojas algunos minutos y luego verter la cocción en un recipiente para poder inhalar los vahos.

Es uno de los mejores consejos ancestrales contra el resfriado: sentirás que te alivia el picor de la garganta y la nariz. El vaho hidrata y desinflama las mucosas, además de fluidificar las secreciones nasales y bronquiales, que se volverán más fáciles de expulsar.

2. Calmar la tos con cebolla

Este bulbo desprende vapores que, al reaccionar con el aire, te ayudan a calmar la irritación de la mucosa bronquial y de la garganta. También te ayudarán a expectorar y a respirar mejor.

La manera tradicional de utilizarla es partirla por la mitad y untar la parte expuesta con agua y azúcar para activar la emisión de vapores. Puedes colocarla cerca de tu cara y respirar profundamente con la boca abierta para que los vapores penetren por esta y por la nariz.

3. Limpiar las fosas nasales con agua salada

Uno de los síntomas más molestos del resfriado es la congestión nasal. La mucosa interna de la nariz se inflama, aumenta su volumen y colapsa la luz de las fosas nasales. Además, se acumulan las secreciones secas, por lo que respirar por la nariz se hace imposible.

Para poner remedio a esto deberás disolver un poco de sal y bicarbonato en agua tibia. Así dispondrás de una preparación que puedes instilar en las fosas nasales. Con esta solución lograrás desinflamar las mucosas y humedecer las secreciones para poder desalojarlas más fácilmente.

4. Expulsar la flema con jengibre

Existen estudios científicos que dan soporte a la creencia común de que el jengibre tiene propiedades expectorantes. Además, es un antitusivo que mitiga el reflejo de la tos cuando es excesivo y no permite dormir. Otro de los beneficios de esta raíz es que desinflama las mucosas y tiene efecto antiséptico, es decir, que impide la proliferación de los microorganismos.

Puedes preparar una infusión de jengibre en polvo disolviendo dos cucharaditas en una taza de agua caliente y tomarla en sorbos. Su efecto es sorprendente.

5. Aprovechar el poder antiséptico del ajo

El ajo tiene una reputación bien ganada de ser un antibiótico natural. Su poder estimulante sobre el sistema inmunitario probablemente te sea menos conocido, pero es lo que te ayudará a combatir los virus y curar el resfriado.

Para preparar una infusión debes pelar un diente, cortarlo en partes pequeñas y añadirlo a un recipiente con agua. Déjalo hervir durante diez minutos y después de reposar unos minutos más puedes colar la preparación para tomar la infusión caliente.

Ya sabes que los remedios ancestrales tienen poder calmante y curativo. Por eso, desde Pharysol te recomendamos seguir nuestros consejos y te invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural, específicos para estas molestias.

Deja un comentario