Caminar 30 minutos al día: Conoce sus beneficios

2019-10-09T09:49:44+00:00octubre 10th, 2019|

Una de las excusas más sonadas y recurridas es el “no tengo tiempo para ir al gimnasio y cuidarme”. El ejercicio es indispensable para nuestra salud y bienestar físico y psicológico, y en muchos casos, está al alcance de nuestra mano, en pequeñas actuaciones y hábitos diarios.

Uno de estos hábitos, el cual realizamos más de lo que somos conscientes es caminar. Desde Pharysol os detallamos una serie de beneficios de caminar 30 minutos al día. ¡En marcha!

 

Beneficios de caminar 30 minutos al día

Un acto tan necesario y corriente como caminar (de la parada del bus al trabajo, de casa a la escuela de nuestros hijos…) puede suponernos pequeños pero constantes beneficios diarios que finalmente contribuirán a una mejora de nuestro estado general. Os los detallamos:

 

Ayuda a quemar calorías

Ya sea para adelgazar como para sentirte mejor, el acto de caminar hace que un adulto pierda de media 150 calorías por media hora de caminata al mejorar el metabolismo.

 

Mejora la tonificación muscular y fortalece los músculos de las piernas

Caminar 30 minutos al día nos ayuda de forma gradual y sin sobreesfuerzos que puedan provocarnos lesiones, a tonificar las pierdas, reduciendo la grasa acumulada y fortaleciéndolas.

 

Mejora la digestión y reduce los problemas intestinales como el estreñimiento

Caminar 30 minutos al día, especialmente tras las comidas, es muy beneficioso no solo porque regula los niveles de azúcar en sangre, si no también porque mejora el movimiento de los intestinos y con ello el tracto intestinal, evitando que el bolo alimenticio se quede bloqueado o no circule correctamente por los intestinos.

 

Mejora la circulación

Caminar 30 minutos al día facilita el movimiento de nuestra sangre a lo largo de nuestro cuerpo, irrigando todos los puntos de este. Así mismo, es beneficioso para aquellas personas con problemas circulatorios como las varices y las arañas, ya que con ello podrán prevenirlas y reducirlas.

 

Induce a la relajación y potencia la creatividad

Mientras caminamos, nuestra respiración se relaja y podemos abstraernos en nuestros pensamientos y en nuestro interior. También tenemos tiempo para observar nuestro alrededor, lo que mejora la creatividad. Así mismo, escuchar música durante nuestras caminatas incrementará en muchos casos estos efectos.

 

Previene la demencia y el Alzheimer

Caminar a buen ritmo durante 30 minutos diarios puede evitar que el cerebro se contraiga, provocando que se preserve la memoria a medida que se envejece, ya que la actividad física no solo estimula, protege y irriga el cuerpo, si no también al cerebro.

 

Es beneficioso contra la depresión

La realización de cualquier tipo de ejercicio provoca la liberación de endorfinas, las conocidas hormonas de la felicidad y el placer.

 

Mejora la actividad sexual

Caminar a diario, al mejorar nuestro estado de salud general y nuestro bienestar psicológico mejora la actividad sexual, tanto incrementando el deseo como la satisfacción.

 

Mejora el sistema inmunitario

Al caminar estamos expuestos a cambios de temperatura, microorganismos etc. que pueden afectar a nuestra salud y hacernos enfermar. Al exponernos a ellos, nuestro sistema inmune se adapta y procede a saber cómo atacar en nuevas ocasiones.

 

Ya veis, caminar tiene muchos y muy buenos beneficios y se trata de una actividad muy fácil de realizar. No presenta requisitos previos ni material específico, que podemos realizar en cualquier lugar, momento, frecuencia o intensidad y que, de hecho, realizamos muchas veces sin darnos cuenta en nuestro día a día.

 

¡Llevad una vida activa y no nos perdáis de vista, en Pharysol tenemos muchos consejos para vosotros!

 

 

 

Deja un comentario