Cómo aislar una casa para estar calientes y protegidos

2021-12-24T10:05:25+00:00enero 6th, 2022|

Muchas veces os hemos contado que aunque en la época invernal se produzcan muchos contagios como las gripes y resfriados, el frío no es el que nos enferma directamente. Sin embargo, éste sí tiene un papel fundamental en ello, ya que estos virus sobreviven mejor a bajas temperaturas, por lo que es importante saber cómo aislar una casa para entrar en calor y evitarlos.

Desde Pharysol os contamos por qué es relevante contar con un hogar protegido y os damos algunos consejos para que sepáis cómo aislar una casa de forma correcta.

¿Por qué es fundamental aislar bien una casa para estar protegidos y calientes en invierno?

Debido a las bajas temperaturas características de estos meses de invierno, intentamos permanecer más tiempo dentro de casa. Aunque parezca que en este entorno estamos más seguros y alejados de climatología adversa y posibles patógenos que puedan enfermarnos, lo cierto es que no siempre es así.

Cuando estamos dentro de casa en invierno, solemos optar por aparatos de calefacción o estufas que si bien sí nos ayudan a entrar en calor también pueden ser perjudiciales. Estos dispositivos pueden almacenar toxinas y patógenos (como por ejemplo, virus) y liberarlos al ambiente. Es por esto, junto a que en espacios cerrados con gente hay más posibilidad de contagio, que podemos enfermar más.

Algunos virus sobreviven mejor a bajas temperaturas, y teniendo en cuenta que la calefacción puede calentarnos, pero también promover su expansión y facilitar los contagios, es importante que reduzcamos su uso y optemos por aislar mejor nuestro hogar.

¿Cómo aislar una casa correctamente?

Algunas casas de por sí pueden ser más calientes que otras (por los materiales con los que están construidas o su orientación), sin embargo, existen distintos trucos, más allá de hacer obras para colocar aislantes, que nos pueden ayudar a hacer que conserve mejor el calor sin necesitar tanto la calefacción:

Cuidar el sellado de las ventanas

Para evitar la salida del calor y la entrada del frío debemos poner especial atención en las ventanas. No únicamente por los materiales de los que están hechas, sino por si disponen de componentes accesorios que ayuden a no dejar pasar el frío.

En lo referente a los materiales, las ventanas pueden estar compuestas por materiales conductores, que actúan como puentes térmicos y pueden favorecer la pérdida de calor. Además, las ventanas pueden no estar bien selladas y que existan grietas, por lo que deben aislarse con materiales como el corcho, el poliuretano o la fibra de vidrio.

Por otra parte, es crucial que todas las ventanas dispongan de persianas y que éstas se cubran con cortinas, preferiblemente gruesas o con forro térmico.

Mantener la temperatura que las estancias absorben de manera eficaz

Además de las ventanas, existen muchas otras partes por las que puede escaparse el calor, así como formas en que podemos no aprovecharla de forma correcta. Para evitar que el calor de las estancias se pierda, es relevante cerrar las puertas de las habitaciones en las que no estamos, utilizar moquetas o alfombras, sellar posibles grietas.

Abrir las ventanas a las horas de más luz para dejar que el sol pase, así como no colocar muebles delante de los focos de calor (y que actúen de barrera) también ayudará a que la estancia se caliente mejor.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidar vuestra salud de forma natural, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba