Conducir con gripe o resfriado: ¿Es peligroso?

2021-11-22T10:00:15+00:00diciembre 23rd, 2021|

La gripe y el resfriado pueden resultar muy molestos. Aunque en la mayoría de los casos el sistema inmunitario combate la infección sin problemas, hay que adoptar algunas medidas para evitar que la propagación avance. Además, la enfermedad interfiere en las actividades normales y es necesario cambiar temporalmente algunos hábitos. Por ejemplo, hay que evitar la conducción de cualquier vehículo. ¿Por qué es peligroso conducir con gripe o resfriado?

Los peligros de conducir con gripe y resfriado

La sociedad se enfrenta a un cambio de mentalidad. Existe una tendencia a continuar con la actividad normal a pesar de estar pasando por un proceso gripal. Esto no solo retrasa la recuperación, también expone al contagio a otras personas y puede poner en peligro a quien lo sufre y a quién está alrededor. Es el caso de quienes se disponen a conducir con gripe o resfriado. Estas son las razones por las que esta actividad se desaconseja en estas circunstancias:

Malestar general

Para conducir un vehículo, uno tiene que estar en plenitud de facultades. Cuando se tiene gripe o resfriado, las capacidades se reducen. Todos los sentidos se ven afectados y ponen en peligro al conductor, a los acompañantes y a otros conductores. Aunque existen diferentes grados de malestar, en muchos casos se convierte en algo parecido a circular por la carretera después de haber consumido alcohol.

Medicación

Existen muchos medicamentos de venta libre o con receta que se utilizan para combatir los efectos de las gripes y los resfriados. Muchos de estos productos generan somnolencia y pueden rebajar considerablemente la atención en carretera. Además, no todas las personas tienen la misma reacción ante los medicamentos, por lo que puede ser especialmente peligroso en algunos casos.

Estornudos

Las distracciones en carretera están detrás de muchos de los accidentes que se producen. Al estornudar se pierde el control sobre los movimientos y se cierran los ojos. En ocasiones, los estornudos se producen seguidos y la atención se pierde durante varios segundos. Y después de los estornudos es común despejar la nariz con un pañuelo, soltando al menos una mano del volante.

Lagrimeo

Uno de los efectos del resfriado es la disminución de la visión, tanto por el malestar como por el lagrimeo. En estos casos, atender a la carretera es especialmente difícil. Además, las luces de otros coches molestan más en estos casos.

Fiebre

Las gripes suelen venir acompañadas de fiebre. Este mecanismo natural para combatir las infecciones genera malestar. La concentración y la capacidad de reacción disminuyen, por lo que no es conveniente realizar actividades como conducir o trabajar.

Empeoramiento

El automóvil no es el mejor lugar para recuperarse de un resfriado o una gripe, de hecho, tiene un diseño que puede agravar la enfermedad. El ambiente dentro de un coche se carga rápidamente. Si se abren las ventanas, el aire se limpiará, pero entrará el frío. Si se conecta el sistema de calefacción, las vías respiratorias se resecan. Y, al subir y bajar del vehículo, se sufren cambios de temperatura.

Qué hacer si se sufre gripe o resfriado

Lo mejor que se puede hacer si uno sufre una gripe o un resfriado es quedarse en casa. Por razones laborales y por las responsabilidades personales puede resultar complicado, pero es lo mejor. El tiempo de recuperación es mucho más corto si se dedica suficiente tiempo a descansar.

Existen diferentes medicamentos de venta libre para reducir el malestar, aunque siempre es mejor consultar antes al médico. Tal vez se pueden delegar algunas tareas a los amigos o familiares y dejar las menos importantes para más adelante. Pero, en ningún caso es aconsejable conducir con gripe o resfriado.

Deja un comentario

Ir a Arriba