Dolor articular tras una gripe: ¿Por qué sucede y cómo aliviarlo?

2022-02-18T09:51:04+00:00marzo 22nd, 2022|

Aunque para algunos sí lo es, lo cierto es que para la mayoría de las personas el invierno no es su estación del año favorita por diferentes razones. Por ejemplo, hace más frío o los días son más cortos. Además, es el momento en el que los distintos virus respiratorios campan a sus anchas. Es cierto que en los últimos tiempos solo se habla del coronavirus, pero siguen existiendo otros. Desde Pharysol queremos mostrarte por qué se siente dolor articular después de una gripe y cómo puedes mejorar la situación.

¿Qué relación existe entre el dolor articular y la gripe?

La gripe tiene una serie de síntomas característicos y uno de ellos es el dolor articular. Seguro que cuando has sufrido esta enfermedad has dicho que te duele todo el cuerpo y realmente es como si fuera así, ya que además suele venir acompañada de dolor en los músculos. Además, esta clase de malestar también se puede dar en los resfriados y cuando se sufre el coronavirus.

Por supuesto, cuando se presentan este tipo de síntomas en cualquiera de las enfermedades que hemos mencionado hay que estar atentos a otras señales como que la zona no esté enrojecida, que no esté inflamada o que no tengas grandes dificultades para moverte. Si ocurre cualquiera de estas situaciones, es importante que busques atención médica cuanto antes.

Centrándonos en la gripe, el motivo de que duelan las articulaciones se origina en que el trabajo de los glóbulos blancos se ve alterado. Cuando esto ocurre, no se reparan las fibras musculares dañadas. Precisamente, al estar pasando una gripe, tu organismo decide que los glóbulos blancos dejen de realizar esta importante labor y se centren en combatir el virus, de ahí que aparezca tanto el dolor articular como el dolor muscular.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es que cuando los glóbulos blancos están luchando contra la gripe producen unas sustancias que se llaman citoquinas. Cuando esto sucede, se inflaman las articulaciones y los músculos, provocando un dolor que es parecido al que sienten los pacientes que sufren reuma o artritis. Por suerte, en la mayoría de los casos todas estas molestias desaparecen al mismo tiempo que la enfermedad que las ha originado.

¿Por qué el dolor articular puede persistir después de haber pasado la gripe?

En ocasiones, después de haber pasado la gripe y estar aparentemente recuperado, el dolor articular puede continuar. Es posible que el organismo todavía esté actuando como si la enfermedad continuase activa o que, aunque te sientas bien, el virus continúe en tu organismo.

Otra opción es que hayas gastado buena parte de tu energía en luchar contra la enfermedad y ahora estés fatigado. Además, durante la gripe es muy probable que no te hayas alimentado de forma correcta, por falta de hambre o por debilidad, lo que lleva a que tengas déficit de algunos nutrientes.

Sea cual sea la razón, lo importante es que actúes para volver a encontrarte bien cuanto antes.

¿Qué debes hacer si persiste el dolor articular después de una gripe?

Lo primero que debes hacer si el dolor articular no desaparece con la gripe, es comentárselo a tu médico por si hubiera otra razón para seguir presentando este síntoma.

También es importante que te tomes la vuelta a la rutina con calma y vayas retomando tu actividad poco a poco. Por supuesto, el descanso es fundamental para volver a sentirte bien.

No olvides cuidar tu alimentación para contar con energía, tal vez tu médico crea conveniente que tomes algún suplemento vitamínico durante algunas semanas.

Si sigues teniendo dolor articular después de la gripe, no te preocupes, seguro que con ayuda de tu médico muy pronto desaparece este desagradable síntoma.

Si deseas saber más acerca de cómo cuidar tu salud de forma natural, no te pierdas los artículos de nuestro blog y consulta nuestra amplia gama de productos. 

Deja un comentario

Ir a Arriba