Dolor de dientes por resfriado: ¿Es posible esta relación?

2021-12-24T10:06:25+00:00enero 18th, 2022|

Seguro que si hablamos de un resfriado sabéis sus principales síntomas y consecuencias, ya que se trata de una infección respiratoria muy común, pero, ¿sabéis que puede generar efectos menos conocidos como dolor de dientes?

Desde Pharysol os contamos por qué se puede sentir dolor de dientes por resfriado y cómo podemos actuar en estos casos.

¿Por qué podemos sentir dolor de dientes por resfriado?

Seguro que cuando alguna vez tomáis algo frío, os duelen los dientes debido a la sensibilidad dental, un problema de la raíz del diente. El frío ambiental también puede producirlo, sin embargo, cuando estamos resfriados, el dolor dental puede ser debido a otra causa.

Cuando existe un resfriado o una gripe, es decir, una infección respiratoria, podemos sentir molestias en los dientes debido a la inflamación de los senos paranasales, la cual genera molestias en los molares superiores.

Los senos paranasales son unas cavidades huecas situadas en la parte posterior del maxilar superior, por los que transcurre el aire que respiramos y que va de la nariz a los pulmones.

Cuando tenemos un resfriado o gripe, la infección genera que los capilares de la nariz se inflamen para que los glóbulos blancos puedan acceder al lugar de la infección y actuar, así como generar más mucosidad. Debido a ello, los senos se congestionan y sufren presión.

Esta zona cuenta con una gran cantidad de nervios que transcurren por la cara, por lo que al estar los senos inflamados cerca de los nervios molares, pueden producir presión sobre los nervios de los dientes de forma reversible y temporal, generando dolor, especialmente al masticar y utilizar esos dientes.

Además de esta presión, la congestión nasal habitual en los resfriados y gripes produce que al no poder darse un flujo normal de aire por la nariz, respiremos más por la boca, lo que aumenta la sequedad de ésta, la irritación de garganta y el aumento de infecciones y problemas bucales.

¿Cómo podemos actuar si tenemos dolor de dientes por resfriado?

Si el dolor de dientes va acompañado de sintomatología catarral o gripal, así como de sinusitis (es decir, congestión y presión en los senos), es muy probable que el problema no tenga que ver con los dientes y que éste desaparezca una vez la infección lo haga.

Para ello, deberemos evitar alimentos y bebidas que generen molestias o sensibilidad dental (aunque no sean causantes de este problema), así como beber mucha agua y hacer reposo. Si los síntomas son fuertes o no se reducen deberemos acudir a un médico que pueda valorar nuestro problema y de ser necesario, recetarnos fármacos como descongestionantes o analgésicos.

Para reducir la congestión, y con ello, el dolor de dientes asociado, será también beneficioso hacer uso de un humidificador para aumentar la humedad ambiental que no ayude a eliminar secreciones, así como realizar vahos.

Finalmente, es fundamental que cambiemos nuestro cepillo de dientes y lo limpiemos siempre bien para evitar que los patógenos que hemos podido tener y que pueden haber quedado en él, haciendo que la recuperación se alargue o podamos reinfectarnos. Lavar las superficies y correctamente las manos también son hábitos fundamentales para evitar estas infecciones tan comunes.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidar vuestra salud de forma natural, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

 

Deja un comentario

Ir a Arriba