¿Por qué nos enfermamos cuando estamos fríos o mojados?

2020-02-04T08:01:46+00:00marzo 17th, 2020|

Típica escena de película. Alguien se queda esperando bajo la lluvia, se empapa y luego se queda como se conoce a nivel popular como “una sopa”. Estar en cama rodeado de cajas de pañuelos de papel, y todo por mojarse y pasar frío. Seguro que a muchos os ha pasado alguna vez. Pero, ¿es realmente cierto que enfermamos cuando estamos fríos o mojados?

Desde Pharysol, os explicamos qué relación existe entre que padezcamos de gripe o resfriados y que nos enfriemos y mojemos, así como cómo podemos actuar en estos casos y qué productos con ingredientes de origen natural pueden sernos de ayuda en estos procesos.

¿La lluvia, el frío y el viento hacen que nos resfriemos?

En invierno se producen más lluvias debido a las bajas temperaturas que hacen que el vapor de agua se condense, cree nubosidad y precipite. Estas lluvias, aunque pueden darse también en verano, normalmente vienen acompañadas por otros fenómenos meteorológicos como la bajada de temperaturas y el viento.

Asimismo, es en esta época cuando padecemos más gripes y resfriados, por lo que solemos realizar una conexión entre estos factores y nuestros problemas de salud. Pero, ¿es esta conexión real?

Las causas reales  de la gripe y el resfriado

La gripe y el resfriado son dos enfermedades de origen vírico, esto es, son producidas por virus, el de la Influenza, en el primer caso, y el Rhinovirus, en el segundo caso, aunque existen diversas especies de cada uno de estos.

Al ser su origen vírico, debemos destacar que la manifestación de estas enfermedades solo se dará por el contagio del virus. Aunque no seamos conscientes, para sentirnos resfriados o con gripe deberemos haber tenido contacto con el virus, mediante el contacto con alguien afectado o superficies u objetos contaminados. Cabe destacar que en época invernal solemos pasar más tiempo en sitios cerrados en que pueden proliferar los virus.

De no encontrarnos en contacto con el virus, a pesar de aumentar los niveles de humedad o descender la temperatura, no enfermaríamos de gripe o resfriado.

Si estar fríos y mojados no hace que nos enfermemos, ¿por qué creemos esto?

A veces realizamos conexiones entre una causa y una consecuencia que no necesariamente se encuentran relacionadas, como es este caso y acaban respaldándose por la cultura popular.

A pesar de que el frío y la humedad no tienen una causa directa en el padecimiento de estos procesos infecciosos, sin embargo, existen algunas consideraciones que nos llevan  a pensarlo y que pueden, indirectamente, contribuir.

El frío, sobretodo el frío seco, es un factor irritante que afecta a la mucosa rinofaríngea, barrera defensiva que se debilitará y será más fácil de saltar por parte de las infecciones. En este sentido, tanto el frío como la humedad pueden contribuir a la aparición de otras enfermedades que al debilitar nuestro sistema inmune, nos hagan ser blancos más fáciles para la gripe y el resfriado.

Finalmente, el frío es vasoconstrictor, esto significa que cierra los capilares sanguíneos, lo que produce que menos cantidad de glóbulos blancos, células defensivas, puedan combatir las infecciones.

¿Cómo podemos actuar en estos casos?

A pesar de que no existe la relación directa entre la humedad y el frío, y la capacidad de enfermar por una gripe o resfriado, protegernos nariz y boca al salir al exterior, intentar mantenernos secos y en una temperatura correcta, evitará los posibles contagios y un sistema inmune debilitado.

Si quieres saber más sobre estos problemas te recomendamos seguir los consejos de nuestro blog y te invitamos a conocer nuestros productos  con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba