Gripe Masculina o “Man Flu”: ¿Afecta más la gripe a los hombres?

2020-02-04T08:05:50+00:00marzo 26th, 2020|

Si eres hombre, es posible que cuando hayas cogido una gripe o resfriado hayas oído alguna vez eso de que eres un quejica, o estás exagerando. Y si eres una mujer, es posible que hayas participado en este comentario. Y aunque así lo parezca, ¿es posible que la gripe afecte más a los hombres y sea verdad eso de “la gripe masculina”?

Desde Pharysol os explicamos si la gripe afecta más a los hombres que a las mujeres, a qué puede deberse y cómo la población masculina puede actuar ante ello.

¿Qué es la Gripe Masculina o “Man Flu”?

Según los diccionarios de inglés Oxford y Cambridge, el término man flu  hace referencia a un resfriado que experimenta un hombre, pero el cual, experimenta la gravedad de los síntomas. Aunque este término parezca hacer referencia a una afección separada, se empieza a apreciar, lejos de los prejuicios, que se trata de una distinta respuesta según el sexo de la persona. Esta hipótesis es la que inició con su estudio el Dr. Kyle Sue, del Centro de Ciencias de la Salud de la Memorial University of Newfoundland (Canadá).

¿Afecta realmente más la gripe a los hombres?

Al considerar el Dr. Sue que el hecho de considerar que los hombres presentaban una especie de “cuentitis generalizada” era injusto sin presentar evidencias clínicas, realizó una búsqueda de documentación sobre el tema y así prosiguió con su estudio.

Entre los datos que consiguió se encuentra un estudio epidemiológico realizado en Hong Kong entre los años 2000 y 2010 (y publicado en el American Journal of Epidemiology) que mostraba que las cifras de varones hospitalizados por la gripe era suprior a la de mujeres. Otro estudio, publicado en la misma revista, indicaba que entre los años 1997 y 2007 el ratio de muertes de hombres en los Estados Unidos por esta causa fue más alto que en el caso de las mujeres.

Los datos hablan, pero ¿cuáles podrían ser las causas de esta mayor sensibilidad?

En primer lugar se tiene en cuenta un cuestión evolutiva. Se considera que los hombres, debido a su posición social, debieron desarrollar otros procesos biológicos por encima de la inmunidad, como el crecimiento, el peso o la fuerza para poder cazar y reproducirse, quedando esta mayor inmunidad para las mujeres, que tendían a tener una carga familiar por más tiempo.

Esto ha sido evidenciado a nivel fisiológico, en estudios en animales. Se comprobó que la respuesta inmunológica de las hembras de ratón era más fuerte que en los machos.

La clave estaría en las hormonas, concretamente en los estrógenos, el estradiol y la testosterona.

El estradiol es una hormona directamente involucrada en el ciclo menstrual y el embarazo. Estudios de 2012 y 2013 en modelos animales demostraron que las ratonas embarazadas resistían mejor el virus de la gripe y que esta hormona parecía “reclutar” células inmunitarias. Esto tendría sentido, al deber proteger las nuevas vidas.

Así mismo, se tienen evidencias de que la testosterona tiene un carácter inmunodepresor, por lo que no solo tiende a suprimir la respuesta del cuerpo ante las infecciones si no también, reduce la efectividad de las vacunas al no generar tantos anticuerpos.

Por otra parte, los estrógenos, su contrapartida femenina, estimula la réplica y tienen un papel fundamental en la mayor capacidad de soportar el estrés.

Esto se comprobó teniendo en cuenta datos de mujeres premenopáusicas en que la afección de la gripe era menor que en sus compañeros masculinos, comparándolo con mujeres menopáusicas y hombres de la misma edad, en que no existía diferencia.

Ya sabéis, si tenéis a algún varón cercano con gripe, entendedlo. Si queréis saber más sobre la gripe u otras cuestiones, os recomendamos seguir nuestros consejos del blog y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario