Inmunodeficiencia, gripe y resfriado: Cómo actuar en estos casos

2021-12-16T13:05:06+00:00diciembre 14th, 2021|

Las personas que sufren enfermedades que alteran el funcionamiento de sus defensas están más expuestas a sufrir consecuencias graves si son infectadas por un virus. Es el caso de los inmunodeficientes, que necesitan protegerse más de lo habitual con el cambio de estación y la aparición de la gripe y del resfriado. ¿Qué medidas se pueden tomar si se sufre inmunodeficiencia?

¿Por qué es tan peligrosa la inmunodeficiencia?

La inmunodeficiencia es una enfermedad que altera el normal funcionamiento de las defensas, haciendo que sean menos de lo habitual o casi nulas. Esta situación deja a la persona afectada en una situación de vulnerabilidad, pudiendo sufrir efectos adversos más graves o de mayor duración que en los casos normales.

No debe confundirse con las enfermedades autoinmunes, en las que las defensas sí existen, pero en lugar de proteger al organismo lo atacan. En este caso el tratamiento y el control es muy diferente, si bien las posibilidades de enfermar de gravedad por una infección son igualmente altas.

Dentro de las enfermedades inmunodeficientes hay dos tipos; las primarias y las secundarias. La diferencia entre ambas es que la primera es de origen hereditario, mientras que la segunda se adquiere. Dentro de estas últimas, pueden deberse a diferentes motivos.

Síntomas de inmunodeficiencia

Muchas personas inmunodeprimidas no saben que tienen este problema. Solo salen a la luz a raíz de una analítica específica o tras comparar la gravedad y duración de algunas enfermedades comunes con el efecto que tiene en otros. Estos son algunos síntomas que podrían indicar inmunodepresión:

  • Duración excesiva de la enfermedad
  • Alta frecuencia de infecciones víricas
  • Síntomas excesivos de la enfermedad contraída.

Combatir gripes y resfriados en caso de inmunodeficiencia

El tratamiento en el caso de sufrir los síntomas de gripe o resfriado debe ser supervisado por un médico. Él determinará la gravedad, los riesgos y qué tratamiento hay que seguir en cada caso. ¿Qué hay que hacer cuando se detecta una infección vírica?

  • Acudir al médico al primer síntoma. Si se conoce que se sufre inmunodeficiencia, es de vital importancia acudir al primer síntoma. Una rápida actuación puede ser vital para evitar que el problema se agrave.
  • Tratamientos. Existen diferentes tratamientos orientados a mejorar el sistema inmunitario cuando se sufren enfermedades víricas.
  • Antivirales, analgésicos y antiinflamatorios de venta libre. Algunos médicos llevan un control de las personas inmunodeprimidas. Como conocen el caso y llevan un control, tan solo recomiendan el uso de antivirales, analgésicos y antiinflamatorios de venta libre. Por supuesto, con la advertencia de que, si estos no son suficientemente efectivos, acudan de inmediato a la consulta o a urgencias.

Prevenir las gripes y resfriados en caso de inmunodeficiencia

La mejor manera de tratar las gripes y los resfriados es prevenirlas. No siempre es posible, pero sí se pueden hacer muchas cosas para evitar el contagio o los efectos en caso de contraer el virus. Estos son algunos consejos.

Responsabilidad de familiares

Los familiares y amigos tienen una gran responsabilidad en estos casos. Hay que minimizar el contacto y los riesgos si se tienen síntomas. Si no es posible mantener la distancia, lo más recomendable es limpiar las superficies con productos que eliminen los patógenos, utilizar mascarilla y guantes, lavarse las manos o cubrirse la boca con la parte interna del codo al toser.

Protección individual

Al igual que en el caso anterior, si se sospecha que existe riesgo de contagio, hay que tomar medidas de distanciamiento, uso de mascarilla, guantes, lavado de manos…

Hábitos saludables

Mantener hábitos saludables como una dieta equilibrada, hacer ejercicio o descansar suficientes horas pueden ser de ayuda. Asimismo, hay que evitar los malos hábitos, como fumar, abusar del alcohol, tomar drogas y llevar una vida sedentaria.

Vacuna

La vacuna de la gripe puede ser una buena opción para prevenir. Por supuesto, debe estar recomendada por tu médico.

Eliminar la fuente de la inmunodeficiencia

En algunos casos, la inmunodeficiencia está detrás de otras enfermedades o tratamientos. Es importante acudir al médico para establecer un tratamiento adecuado tras la evaluación de los riesgos en estos casos.

Si te encuentras entre las personas que sufren inmunodeficiencia o crees que tu sistema inmunitario es débil, te recomendamos que acudas a tu médico al primer síntoma que indique una infección vírica de gripe o resfriado.

Deja un comentario

Ir a Arriba