Llegó la primavera y con ella las alergias

2018-02-26T08:26:13+00:00marzo 22nd, 2018|

Es posible que pertenezcas a ese 30 % de la población que recibe la estación de las flores con un acopio considerable de pañuelos almacenados, para hacer frente a la alergia primaveral que está aquí. Y es que la alergia al polen es un trastorno cada vez más habitual y cuyo inconfundible sello de identidad son los estornudos en primavera.

Lo bueno es que por fin dejamos atrás el invierno, las ingentes capas de ropa y los días cortos y fríos. Damos a paso al preludio de las vacaciones, al sol, a las ganas de salir y, bueno, a la alergia y a la astenia primaverales, dos inconvenientes con los que hay que lidiar.

Alergia de primavera

La alergia en primavera es la respuesta de nuestro aparato inmunológico al entrar en contacto con algún agente que considera dañino, como pueda ser el polen, ya que es en esta estación cuando mayor actividad vegetal hay.

Dicha alergia primaveral no viene sola, a menudo se presenta con todo un cuadro de incómodos síntomas como los estornudos, el moqueo continuo, el picor o escozor de ojos, la rinitis, la tos. Es decir, tu cuerpo trata de deshacerse de esa sustancia que interpreta como nociva de todas las formas posibles y todo esto se recoge como síntomas de alergia.

Si sufres de rinitis en primavera sabrás que es uno de los indicadores más incómodos, ya que no es solo el goteo constante que esta supone, sino que también se acompaña de un picor incómodo y congestión. Otros problemas comunes son perder el sentido del olfato y tener episodios de estornudos reiterados durante los días más intensos.

Cómo frenar la mucosidad por alergia

Llegados a este punto y cuando ya sabemos lo que nos espera, es el momento perfecto para poner en práctica una serie de recomendaciones que nos ayuden a pasar una primavera más llevadera, para poder disfrutar de su lado bueno.

  • Como se trata de una respuesta a un agente externo, debes, dentro de lo posible, evitar la exposición que haga aflorar esos síntomas de alergia. Dicho de otra manera, nada de abrir las ventanas de la habitación y de la casa durante el día o al menos por las mañanas.
  • Es mejor que no tiendas la ropa en el exterior y, si debes hacerlo, que sea por las tardes, ya que durante la mañana es mucho mayor la concentración de polen.
  • Son poco aconsejables los paseos por las mañanas en todas sus variedades y caminar por el campo… Mejor déjalo para última hora de la tarde.
  • Aspira tu casa a menudo, tanto como te sea posible.
  • Un humidificador te ayudará a purificar el aire de tu hogar y te aliviará en estas fechas.
  • Toca limpiar los filtros de los aires acondicionados, pero si sospechas que tu alergia primaveral también se debe al polvo, es mejor que uses mascarilla o que se lo pidas a otra persona.
  • Las plantas, aunque sean de interior, no van a ser tus amigas durante estos meses así que, si las tienes, deberías plantearte buscarles un nuevo hogar.
  • Si tienes mascota, extrema la limpieza y su aseo.
  • En los peores días de congestión puedes usar productos como Pharysol Sinus, que proporciona descongestión natural y rápida en caso de rinitis.

Como ves, son muchas y diversas las medidas que puedes tomar para sentirte mejor y pasar una alergia en primavera más llevadera. Sobre todo, no olvides disfrutar de este buen tiempo.

banner-blog-pharysol-sinus

Deja un comentario

Ir a Arriba