Prímula: Propiedades de esta flor

2020-09-28T15:12:45+00:00octubre 6th, 2020|

La naturaleza, con todos sus recursos, nunca deja de soprendernos. Tenemos a nuestra disposición flores y plantas muy bellas, y en muchos casos también útiles. Muchas han sido utilizadas desde hace miles de años por sus propiedades para múltiples fines, entre los que destaca la medicina. La prímula es una de ellas.

Desde Pharysol, os explicamos acerca del aspecto de la prímula (o primavera), de dónde es originaria, y cuáles son sus propiedades y utilidades medicinales.

 ¿Qué y cómo es la prímula?

La prímula, primavera, primavera de jardín o primavera veris (la palabra prímula deriva del latín Primus “el primero” por ser la primera en florecer, y veris, “primavera”) es un conjunto de plantas de la familia de las primuláceas. Se trata de plantas perennes de altura baja (un máximo de 40 cm de alto), con cerca de 500 especies y que nacen generalmente de forma espontánea en el Hemisferio Norte.

Estas plantas presentan un abundante follaje de hojas oblongas (más largas que anchas y de punta redondeada), dentadas, de textura rugosa, y de un color verdoso amarillento más claro por el envés.

También cuenta con tallos largos y pilosos que salen desde el centro y acabados en flores de cinco pétalos, que pueden ser de varios colores (rosa, violáceo, rojo, amarillo, blanco…) o de un color con el centro más claro o moteado. La prímula veris es muy característica, de flor pequeña, amarilla y tronco alargado.

De estas flores se desprende un suave aroma.

¿De dónde es originaria y desde cuándo se utiliza la prímula?

A pesar de que las primuláceas son originarias de Asia (se cree que concretamente de China), su cultivo se ha extendido mucho más allá.

Su crecimiento se da en suelos abonados y húmedos pero en ninguno de los dos casos en exceso. En sol intenso, sobretodo en verano la daña, por lo que es ideal colocarla en semisombra o en interiores con luz. Resiste en temperaturas bajas pero no a fuertes heladas y vientos.

En cuanto a su historia, su nombre ya señala un uso en la Edad Media, posteriormente, Shakespeare, Bach o Rilke la mencionan, y fueron detalladas botánicamente en 1753.

¿Cuáles son los principios activos de la prímula?

Las semillas de la prímula son ricas en ácidos linoleico y gamma-linoleico. Estos, son ácidos grasos muy importantes en nuestro cuerpo, ya que nos proporcionan energía, participan en el mantenimiento de la temperatura corporal, en el metabolismo, forman parte de la estructura celular y aíslan los nervios.

Asimismo, cuenta con saponina, enzimas, flavonoides, sales minerales, taninos, ácido salicílico y vitamina C.

¿Cuáles son las propiedades medicinales de la prímula?

Por su composición, la prímula presenta las siguientes propiedades y usos medicinales:

  • Se trata de un eficaz expectorante, eliminando la mucosidad de las vías respiratorias inferiores.
  • Reduce la fiebre.
  • Mejora los casos de asma, tos crónica, tos senil, bronquitis y otras afecciones respiratorias.
  • Diurética.
  • Antiespasmódica.
  • Tónica.
  • Antirreumática, antiartrítica.
  • Calmante.

Las partes que utilizan a nivel medicinal son las raíces, las hojas y en menor medida también las flores.

Si unimos las propiedades de la prímula con las del tomillo, otra planta conocida por sus beneficios antimucolíticos, conseguiremos una excelente sinergia para secretar el moco y facilitar la expectoración.

Si precisáis de mayor información, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba