Sudar la fiebre de la gripe: ¿Es cierto que la mejora?

2021-02-11T12:27:40+00:00marzo 9th, 2021|

Todos hemos tenido un resfriado o gripe en algún momento de nuestra vida y hemos seguido las recomendaciones, o tradiciones que nos han referido como beneficiosos en estos casos, un ejemplo es sudar la fiebre en los casos de gripe.

Desde Pharysol os explicaremos qué pasa en nuestro organismo cuando tenemos fiebre y sudamos, si es correcto sudar la fiebre en los casos de gripe y cómo podemos actuar para aliviar los síntomas y recuperarnos mejor.

¿Qué sucede en nuestro organismo cuando tenemos gripe?

Cuando el virus de la gripe (u otros virus) se introducen en nuestro interior, nuestro organismo realiza una serie de gestiones para eliminar estos agentes patógenos.

Cuando el sistema inmune detecta la amenaza, segrega unos químicos conocidos como pirógenos, los cuales son producidos por los glóbulos blancos, las células defensivas. Estos químicos llegan al hipotálamo, una glándula ubicada en el cerebro, que regula, entre otras cosas, la temperatura corporal.

Cuando los pirógenos llegan al hipotálamo, se activa el mecanismo por el que el cuerpo aumenta su temperatura corporal.

La temperatura más elevada facilita el aumento de la humedad de las membranas mucosas, complicando la tarea de los patógenos. Gracias a esto, la secreción nasal se vuelve más fluida y se expulsan más fácilmente los virus.

Además, la temperatura más intensa acarrea un aumento de la producción de anticuerpos y mejora el acceso de los anticuerpos a las zonas afectadas gracias a la vasodilatación.

¿Es correcto sudar la fiebre en los casos de gripe?

Cuando existen décimas de fiebre suelen saltar las alarmas y recurrimos a diferentes vías para tratar de reducirla, si bien, la fiebre no es lo que más debería preocuparnos según los expertos.

La fiebre es un mecanismo natural de nuestro cuerpo que si no supera los 40º no es peligrosa, sino que se trata de un mecanismo de defensa del cuerpo, y lo que debería preocuparnos es la causa, el origen de la infección, no solo este síntoma.

La sudoración en caso de fiebre es un efecto colateral normal, producida por este aumento de la temperatura corporal que produce la fiebre.

La fiebre tiene el objetivo de eliminar los patógenos, pero si la temperatura aumenta peligrosamente, el organismo activa el mecanismo de la sudoración, haciendo que esta se rebaje mediante el sudor.

Sin embargo, que sudemos de forma natural no quiere decir que sea correcto producir la sudoración mediante el uso de mantas u otros remedios, ya que si ya nos encontramos con fiebre lo único que haremos será aumentar aún más la temperatura y encontrarnos peor.

Es importante destacar que el cuerpo debe actuar por sí solo y que el sudor no es un remedio, no mejoramos con él, sino que es un efecto de la fiebre. Así mismo, los antipiréticos no nos curan, solo nos hacen encontrarnos mejor al eliminar este síntoma.

¿Cómo podemos actuar para aliviar los síntomas y encontrarnos mejor?

En primer lugar, recomendamos siempre en caso de inquietud y como prevención acudir a un médico.

En el caso de la fiebre con sudoración, es fundamental ingerir grandes cantidades de agua para rehidratarnos, ya que a causa de la regulación de la temperatura podemos perder hidratación.

También es recomendable el reposo, ya que para combatir la infección y para regular la temperatura el cuerpo está haciendo un gran gasto de energía que puede producir debilitamiento.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidar vuestra salud de forma natural, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba