Tomillo: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

2020-03-16T07:42:21+00:00abril 7th, 2020|

Existen gran cantidad de plantas que debido a sus propiedades son ampliamente reconocidas y utilizadas en gastronomía, en remedios medicinales, ornamentación, perfumería…Uno de estos casos es el tomillo.

Desde Pharysol os explicamos cómo es el tomillo, de dónde es originario, cuáles son sus propiedades y beneficios, cuáles son sus contraindicaciones y qué precauciones tener en cuenta antes de consumirlo.

¿Qué es el tomillo y cuál es su aspecto?

El tomillo, también conocido como Thymus (de thymon, derivado de thyein, que significa aroma), es un subarbusto pequeño (de entre 13 y 40 cm de altura) y perenne.

Sus tallos son erguidos, leñosos, muy ramificados y cuadrangulares.

Sus hojas son pequeñas y ovaladas, velludas por el envés.

En cuánto a sus flores, estas son pequeñas, de color rosa blanquecino y en forma de corimbo (una inflorescencia en forma de racimos).

Esta planta se caracteriza por su distintivo aroma y de entre las 215 y 350 especies de esta familia, la más conocida es el Thymus vulgaris.

 

¿De dónde es originario el tomillo y desde cuándo se utiliza?

El tomillo es reconocido como una planta mediterránea, si bien este género se expande por las regiones templadas de Asia y Europa, el Norte de África y Groenlandia. Actualmente se cultiva en zonas de Europa central y meridional, sin embargo, en estado silvestre podemos encontrarlo en laderas soleadas de suelos calcáreos, áridos y poco fértiles.

Su uso se remonta a la Antigüedad, siendo ya utilizado en la Antigua Grecia como cura de heridas graves, en Egipto como planta utilizada en los embalsamientos y en la Edad Media se utilizaba como incienso.

 

Tomillo: Propiedades y beneficios para la salud

Las propiedades del tomillo son vastas, entre las cuales están su poder cicatrizante, antiséptico, antiinflamatorio, expectorante, desinfectante y antimicrobiano, broncodilatador, digestivo y antirreumático. Por ello, el tomillo es utilizado en los siguientes casos:

  • Laringitis, faringitis y amigdalitis.
  • Gripes y resfriados.
  • Asma y neumonía.
  • Sinusitis y tos.
  • Espasmos digestivos, gastritis, hinchazón abdominal, gases y parásitos.
  • Dermatitis, acné, herpes, infecciones cutáneas y hongos.
  • Inapetencia (Cansancio, debilidad, astenia).
  • Dolores dentales, infecciones de las encías y halitosis.
  • Gota y dolores reumáticos.
  • Leucorrea y menstruaciones irregulares.

Su aroma también se recomienda para casos de insomnio, ansiedad y depresión.

¿Cuáles son las contraindicaciones del tomillo y qué precauciones debemos tener en cuenta antes de consumirlo?

A pesar de tratarse de un remedio natural debemos tener en cuenta que natural no siempre significa inocuo, por lo que antes de consumir esta o cualquier planta medicinal deberemos consultarlo con un profesional para concretar si es necesario su uso y sobretodo, si este no producirá efectos adversos.

Aunque no se han descrito contraindicaciones del tomillo sí es importante destacar que el consumo oral del timol, uno de sus principios activos, no se recomienda en casos de enterocolitis, una inflamación del tracto digestivo, implicando enteritis del intestino delgado y colitis del colon.

Tampoco se recomienda en mujeres gestantes o en periodo de lactancia.

Finalmente, una sobredosificación del aceite esencial puro de esta planta puede provocar vómitos y náuseas.

 

Si padeces de molestias de las vías respiratorias te recomendamos seguir los consejos de nuestro blog y te invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario