Vías respiratorias: Consejos para cuidarlas y reforzarlas

2020-12-02T11:58:02+00:00enero 28th, 2021|

La salud de nuestro sistema inmune es primordial cuando existen infecciones como la gripe o el resfriado que pueden enfermarnos. Sin embargo, no toda la responsabilidad recae sobre nuestra inmunidad, sino que nuestros distintos sistemas deben encontrarse saludables para poder afrontar cualquier amenaza, como es el caso del sistema respiratorio.

Desde Pharysol, os explicamos los principales problemas que pueden padecer nuestras vías respiratorias, y os damos consejos para cuidarlas y reforzarlas ante cualquier futuro contratiempo.

¿Qué principales problemas pueden sufrir las vías respiratorias?

En primer lugar, antes de hablar de las principales afecciones o molestias que pueden afectar a las vías respiratorias, distinguiremos entre las altas y las bajas. Las vías altas comprenden la cavidad nasal y bucal, la faringe y la laringe, mientras que las bajas consisten en la tráquea, los bronquios y los pulmones.

Teniendo esto en cuenta, debemos comentar que los problemas de las vías respiratorias pueden ser de distinto origen, por ejemplo, pueden ser infecciones bacterianas o víricas, causados por alergias, o por disfunciones o debilitamiento de las estructuras, afectar a todas sus partes o a zonas concretas. A continuación, pasamos a detallaros algunos de los principales problemas que pueden sufrir:

  • Resfriado común.
  • Gripe.
  • Asma.
  • Neumonía.
  • Dolor de garganta.
  • Rinosinusitis.
  • Bronquitis.
  • Edema pulmonar.
  • Alergias respiratorias.

¿Cómo podemos cuidar y reforzar las vías respiratorias?

Como hemos comentado, el hecho de no enfermar no solo depende de nuestro sistema inmunitario, sino también del cuidado y salud de nuestras vías respiratorias.

Para ello debemos seguir algunas prevenciones y mantener hábitos saludables cada día, que os detallamos a continuación:

Ejercicio físico general y respiratorio

El ejercicio físico regular y moderado siempre se recomienda para mantener nuestro organismo saludable, pero también es beneficioso de forma concreta para el sistema respiratorio. Esto se debe a que nos ayuda a aprender a respirar y a fortalecer las vías respiratorias.

En este aspecto, más allá del ejercicio que podemos realizar para mantenernos activos (como cardio, fuerza etc) también encontramos la fisioterapia respiratoria, dirigida a tratar problemas de las vías respiratorias, ampliar la capacidad pulmonar, o enseñar a respirar y usar la voz mejor.

Finalmente, destacar que la realización de prácticas como la meditación o el yoga también ayudan a trabajar las vías respiratorias y reducir los radicales libres que pueden dañar estas estructuras.

Evitar fumar o el humo del tabaco

Uno de los efectos más perjudiciales para las vías respiratorias, no solo para mejorar la recuperación en casos de problemas respiratorios, sino también en el hecho de prevenirlos, es el humo del tabaco.

El tabaco contiene hasta 4000 sustancias distintas, 400 de ellas muy tóxicas para nuestro organismo, lo que contribuye a la inflamación, el debilitamiento y la degeneración de los tejidos de las vías respiratorias.

Cuidar la calidad del aire

Igual que debemos evitar el tabaco, debemos cuidar la calidad del aire, esto es, evitar en lo posible la contaminación, y ventilar adecuadamente las estancias.

Alimentación adecuada

La alimentación es fundamental para el cuidado de todas las partes de nuestro organismo, incluido el sistema respiratorio. Mediante ella, los tejidos consiguen los nutrientes necesarios para mantenerse en buen estado y así poder afrontar mejor cualquier amenaza. En este sentido, alimentos aliados para ello serán las frutas ricas en vitamina C y las verduras crudíferas. Estas verduras presentan glucosinatos, sustancias con importantes propiedades antiinflamatorias, antivirales y antibacterianas.

Además, en estados gripales o catarrales puede ser necesario un mayor aporte de proteína, mejor por las legumbres.

Hidratación suficiente

Beber suficiente agua es muy bueno para cuidar las mucosas y mantenerlas en óptimas condiciones, para que puedan actuar de barrera protectora ante cualquier elemento patógeno.

Finalmente, la realización de vahos con plantas medicinales como la menta o el eucalipto también ayudará a abrir las vías respiratorias y humedecer las mucosas de forma natural e inocua.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidar vuestra salud de forma natural, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba