Vitamina B12: ¿Cuáles son sus beneficios para la salud?

2020-03-16T08:06:44+00:00abril 14th, 2020|

Nuestro organismo precisa de elementos esenciales tanto propios como externos para llevar a cabo todas sus funciones. Estos elementos pueden ser hidratos de carbono, proteínas, grasas, minerales y vitaminas. Entre las vitaminas encontramos la vitamina B12, una vitamina que participa en muchos procesos de nuestro cuerpo.

Desde Pharysol, os explicamos qué es la vitamina B12, cuáles son sus beneficios para nuestra salud y de dónde podemos obtenerla. 

¿Qué es la vitamina B12?

La vitamina B12, también denominada cobalamina por su composición con cobalto, es una vitamina hidrosoluble esencial de nuestro cuerpo, una de las ocho vitaminas del grupo B. Al ser hidrosoluble, la gran parte de la cantidad de esta vitamina se disuelve en agua y es eliminada por la orina por lo que es necesario obtenerla a diario.

¿Cuáles son sus funciones y beneficios para la salud?

La vitamina B12 está implicada en gran cantidad de procesos corporales de gran importancia tales como garantizar el funcionamiento normal del sistema nervioso central, participar en la síntesis y maduración de los glóbulos rojos y formación de la sangre, producir una división celular normal, contribuir al metabolismo energético normal, velar por el funcionamiento normal del sistema inmunitario, reducir el cansancio y la fatiga, sintetizar y regular el ADN y participar en el metabolismo de la homocisteína (para la salud del corazón).

Esta vitamina, junto a la vitamina B6 y la B9 participa en la creación de proteínas importantes para el sistema inmunológico y mejora su reacción ante posibles amenazas, como las infecciones gripales o los resfriados.

¿De dónde podemos obtener  la Vitamina B12?

Ningún hongo, planta o animal, incluido el ser humano, puede producir por sí mismo y naturalmente la vitamina B12. Las bacterias y arqueas son los únicos organismos que disponen las enzimas necesarias para poder sintetizarla de forma natural y si otro alimentos presentan B12 es debido a la simbiosis bacteriana o por contaminación de estas.

Alimentos de origen animal

El caso más relevante y directo de presencia de B12 por contaminación bacteriana son los alimentos de origen animal (carnes y órganos animales, pescado, almejas, mejillones, mariscos, lácteos y huevos) debido a que los animales integran esta vitamina mediante grandes cantidades de alimentos contaminados con bacterias, las cuales, seguidamente producen esta vitamina. Finalmente, la B12 se puede excretar o quedar acumulada en el organismo de los animales.

Algunas bacterias producen la vitamina B12 en nuestro colon, ya lejos del intestino delgado donde la absorberíamos, y aunque podemos presentar reservas en el hígado si no se consumen alimentos de origen animal podremos tener un déficit de esta.

Análogos en alimentos de origen vegetal y suplementación

A pesar de que se cree que existe un aporte de vitamina B12 en el alga nori o el tempeh, aún falta confirmar si serían fuentes fiables, por lo que se considera que los alimentos de origen vegetal como frutas, cereales, semillas, verduras o setas, no cuentan con la vitamina B12 en forma activa.

Los alimentos vegetales presentan sustancias sustancias análogas, similares a la B12 pero que no realizan exactamente las mismas funciones y pueden entorpecen la absorción real de esta vitamina, así como falsear una analítica.

En estos casos se debe optar por alimentos fortificados con B12 (como cereales y leches enriquecidos, entre otros), así como suplementación producida industrialmente mediante síntesis bacteriana.

Si queréis ayudar a vuestro sistema inmunitario para que se encuentre fuerte ante posibles amenazas que pudieran enfermaros, no olvidéis ofrecerle un suficiente aporte de vitamina B12. Además, ¡os recomendamos seguir los consejos de nuestro blog y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural!

 

 

Deja un comentario