¿Qué puede esconder la pérdida de olfato?

2019-02-14T07:44:24+00:00febrero 14th, 2019|

Es, con diferencia, el sentido más olvidado de todos. Poco o nada nos preocupamos por su salud y ni siquiera el médico se acuerda de preguntarnos por él en las revisiones médicas. Sin embargo, la pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del olfato puede esconder algún trastorno que requiere una visita a nuestro doctor. En las siguientes líneas te hablamos de las diversas causas que pueden provocar trastornos del olfato

Causas de pérdida de olfato

  • Sinusitis. La inflamación de los senos paranasales, conocida como sinusitis, es una afección frecuente que causa congestión nasal, dolor e hinchazón alrededor de los ojos, mejillas, nariz y frente, así como drenaje de mucosidad en la parte posterior de la garganta. Por otra parte, la obstrucción nasal y la inflamación del nervio olfativo provocan, con frecuencia, pérdida temporal o permanente del olfato.
  • Tabaquismo. Aunque no todos los fumadores pierden el sentido del olfato, lo cierto es que muchos sí experimentan una anosmia parcial (aunque perciben los olores, lo hacen con mucha menos intensidad). La razón reside en el hecho de que tanto la nicotina como el alquitrán tienen capacidad para adormecer los terminales neuronales olfativos.
  • Pólipo en las cavidades nasales. Los pólipos nasales son crecimientos blandos no dolorosos que se forman en el revestimiento de los conductos nasales y los senos paranasales. Si bien los pólipos pequeños, pueden no ocasionar ningún síntoma, los más grandes, pueden provocar problemas para respirar, infecciones frecuentes y pérdida del sentido del olfato.
  • Traumatismo en la cabeza. Tanto el gusto como el olfato pueden alterarse (y llegar a perderse) tras una lesión cerebral
  • Consumo de ciertos medicamentos. Existe una importante cantidad de fármacos que pueden ocasionar alteraciones en la función gustativa y olfativa. Aunque se desconoce con exactitud el por qué de este efecto, se cree que guarda relación con una acción a diferentes niveles (tanto central como periférica). Los fármacos que con más frecuencia provocan alteraciones en el sentido del olfato son los corticoides, los vasoconstrictores, las estatinas y los descongestionantes nasales.
  • Enfermedades del sistema nervioso. Algunas condiciones como la enfermedad de Parkinson o la enfermedad de Alzheimer pueden llegar a provocar lesiones en los nervios que conducen al centro olfatorio del cerebro o al cerebro en sí ocasionando alteraciones en el sentido del olfato. Esto suele suceder algunos años antes de que se presenten los síntomas típicos de estas enfermedades.
  • Otros trastornos. La obesidad, la hipertensión, ciertas alteraciones hormonales y algunos problemas dentales también pueden provocar alteraciones olfativas. De la misma forma, una anemia o un déficit de vitamina B12 también puede provocar pérdida del sentido del olfato.

Si estás experimentando pérdida o disminución del olfato y esta perdura ya durante más de 15 días, conviene que visites al médico. Él será el encargado de determinar cuál es la causa que te está provocando este síntoma. No lo dejes pasar.

Deja un comentario

Ir a Arriba