¿Bebidas frías o calientes para un dolor de garganta?

2024-01-30T09:12:36+00:00enero 18th, 2018|

Cuando nos duele la garganta y nos resulta difícil hablar o tragar, buscamos algo que nos alivie cuanto antes. Por suerte, en la mayoría de los casos no se trata de un problema serio y puede resolverse con remedios naturales. Ahora bien, ¿qué resulta más efectivo, tomar bebidas frías o calientes? Pues lo cierto es que hay argumentos a favor de las dos opciones.

A continuación, te presentamos las ventajas de cada una, para que elijas la que más te conviene en cada caso.

¿Cómo puede afectar el agua fría a la voz y a la garganta?

A pesar de lo que se cree comúnmente, no existe evidencia científica que apoye que el agua fría es perjudicial para la garganta o las cuerdas vocales.

Las cuerdas vocales, las encargadas de que al vibrar, salga la voz, pueden verse afectadas por diversos motivos, como un mal uso de la voz, irritantes, nódulos, o irritaciones de la laringe o la faringe.

Cabe destacar que los líquidos que consumimos al beber no entran en contacto directo con las cuerdas vocales, ya que estas se encuentran encima de la tráquea, en la laringe. Sin embargo, el agua muy fría, igual que cualquier otra sustancia fría o caliente, sí puede dañar la mucosa de la faringe.

Este daño de la mucosa podría hacer que la faringe se inflamara y pudiera presionar las cuerdas vocales, aunque el daño no fuese directo.

Dolor de garganta: bebidas calientes o frías

Aunque no está científicamente demostrado, tomar cosas calientes puede ayudar a mitigar el dolor de garganta así como mejorar otros síntomas asociados al mismo. Entre otras cosas, las infusiones y los caldos ayudan a combatir la tos, eliminar la mucosidad y aliviar la congestión.

Por su parte, hay casos en que tomar cosas frías también puede aliviarte, ya que el frío contribuye a reducir la inflamación que suelen estar asociadas al dolor de garganta o amigdalitis. Pero lo cierto es que debemos tener en cuenta que puede provocar reacciones adversas como afonía o perdida de voz temporal. Así que, si puedes escoger, te aconsejamos tomar bebidas calientes siempre que puedas, y más si sufres un resfriado o gripe, ya que con frió pueden agravarse los síntomas.

Qué bebidas tomar con dolor de garganta

  • Agua. Aunque elijas otras opciones, no olvides que beber agua es siempre la mejor manera de mantener el organismo convenientemente hidratado. A veces, el dolor hace que nos cueste tragar, pero aun así, no hay que dejar de beber agua.
  • Miel y limón. Si tienes la garganta irritada, puedes tomar el agua tibia con una cucharadita de miel. Y, en caso de infección, puedes añadir al agua unas gotas de zumo de limón. Este remedio, al igual que el agua con sal, también te puede servir para hacer gárgaras. Ya verás que pronto notas una mejoría.
  • Zumos de frutas. Los zumos recién exprimidos son también una buena forma de hidratarte y tienen la ventaja de que te aportan vitaminas y minerales para fortalecer el sistema inmunitario. Y si te apetece más tomar cosas frías para el dolor de garganta, prueba a elaborar polos a base de zumo de fruta natural. Es una forma de mitigar la inflamación de garganta, aportando hidratación y vitaminas.
  • Infusiones. Hay una inmensa variedad de tés para cuidar el dolor de garganta. Uno de los más recomendables es el té de salvia, ya que esta planta tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Por cierto, el té de salvia también es excelente para hacer gárgaras. Otro té muy bueno para el dolor de garganta es el de jengibre con limón, al que también puedes añadir canela o pimienta para aromatizarlo y hacerlo aún más efectivo. Además, te ayudará a soltar las flemas si el dolor de garganta está asociado a un resfriado.
    Y, por supuesto, también está la infusión de manzanilla. Aunque normalmente se toma para combatir las molestias estomacales y las digestiones pesadas, lo cierto es que tiene propiedades antiinflamatorias que te pueden ayudar a calmar el dolor de garganta.
    Si, además de dolor, tienes tos, lo mejor que puedes hacer es elaborar tu propia infusión a base de vinagre de manzana. Para ello, añade el vinagre al agua caliente, junto con unas gotas de limón, una cucharada de miel y una pizca de cayena en polvo. Esta infusión también es un excelente bactericida y un eficaz expectorante.
  • Caldo. Las sopas y consomés son una de las maneras más agradables de tomar cosas calientes para el dolor de garganta. Son sabrosos y se agradecen mucho cuando hace frío, que es cuando más abundan los dolores de garganta. Además, puedes elaborarlos a base de verduras y aprovechar así todos los nutrientes de las mismas.

Como ves, lo más importante es hidratarse de manera adecuada. Y recuerda: sea cual sea el remedio que elijas, cuida siempre tu garganta de forma natural.

Deja un comentario

  He leído y acepto la política de privacidad

  • El responsable del tratamiento de sus datos es REVA HEALTH EUROPE, S.L, con la finalidad de gestionar la publicación de su comentario. Puede ejercer sus derechos de protección de datos contactando a protecciondatos@reva-health.com. Para más información, consulte nuestra Política de privacidad.

Ir a Arriba