Cobre: Todas sus propiedades

2022-08-24T12:32:05+00:00septiembre 22nd, 2022|

El cobre es un metal muy conocido por su conductividad, pero más allá de ello, también lo encontramos presente en nuestro cuerpo y cumple con importantes funciones.

Desde Pharysol te explicamos acerca del cobre, cuáles son sus funciones, propiedades y beneficios y cómo podemos obtenerlo.

¿Qué es el cobre y qué funciones y beneficios tiene en el organismo?

El cobre es un mineral esencial (oligoelemento) para una buena salud. Se halla presente en todos los tejidos del cuerpo.

  • Sus principales funciones son las siguientes:
  • Apoya la correcta absorción del hierro y le ayuda en la formación de eritrocitos (glóbulos rojos).
  • Contribuye a la salud de los vasos sanguíneos y del corazón.
  • Participa en el correcto funcionamiento del sistema nervioso central y periférico. Se ha demostrado que reduce el riesgo de padecer Alzheimer.
  • Refuerza el sistema inmune y aumenta la producción de energía.
  • Participa en el desarrollo de los huesos.

¿Qué sucede si se da un déficit de cobre?

Generalmente, se obtiene suficiente cobre mediante la dieta, sin embargo, una deficiencia de cobre puede generar los siguientes síntomas y efectos:

  • Anemia.
  • Osteoporosis o huesos débiles y quebradizos.
  • Cansancio extremo.
  • Manchas claras en la piel.
  • Altos niveles de colesterol en sangre.
  • Trastornos del tejido conectivo
  • Pérdida de equilibrio y coordinación.
  • Sistema inmune débil y mayor riesgo de padecer infecciones.

Las personas con mayor riesgo a padecer este problema son los celíacos, las personas con la enfermedad de Menkes o personas que toman altas dosis de zinc.

¿Cómo podemos obtener el cobre?

Aunque no hace falta una gran cantidad para que se den las funciones precisas, el organismo no puede generar por sí mismo el cobre, por lo que se debe obtener mediante la alimentación o la suplementación.

Algunos alimentos ricos en cobre son:

  • Riñones e hígado de res y pollo.
  • Ostras y otros mariscos.
  • Nueces, como los anacardos.
  • Semillas, como las de sésamo y girasol.
  • Patatas.
  • Champiñones.
  • Cereales integrales, como el salvado de trigo.
  • Levadura.
  • Pimienta negra.
  • Aguacates.
  • Garbanzos.
  • Tofu.
  • Chocolate.
  • Té y café.
  • Verduras de hoja oscura.
  • Frutas deshidratadas como las ciruelas.
  • Soja.

La dosis de cobre, así como de otros nutrientes, se proporcionan en las Ingestas Dietéticas de Referencia (IDR) realizadas por el Comité de Nutrición y Alimentos en las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina.

Es fundamental no excederse en su consumo, ya que el cobre es tóxico en grandes cantidades, aunque la intoxicación por cobre no es común en personas sanas.

Por otra parte, el cobre también está disponible en muchos suplementos multivitamínicos o de cobre de forma individual. Se puede presentar como óxido cúprico, quelatos de aminoácidos de cobre, gluconato de cobre o sulfato cúprico.

Ahora ya sabes acerca del cobre, sus funciones y beneficios. Si quieres saber más acerca de cómo cuidar tu salud de forma natural, te recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y te invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba