Cúrcuma para la tos, ¿sabes cómo puede ayudarte?

2018-07-10T06:32:53+00:00julio 10th, 2018|

La cúrcuma, cuyo nombre científico es Curcuma longa L. y a la que se conoce coloquialmente como oro indio, es una planta de la familia de las Zingiberáceas muy utilizada como especia aromática en las cocinas del sudeste asiático. En la actualidad, además de emplearse como un producto alimenticio, también se usa como hierba medicinal debido a la enorme variedad de propiedades beneficiosas para la salud que reúne.

Propiedades de la cúrcuma

Su popularidad como planta medicinal no es ni mucho menos infundada, y es que se trata de una especia repleta de nutrientes esenciales para la salud. En este sentido, debemos señalar que…

  • Se trata de una planta rica en antioxidantes, con propiedades antiinflamatorias y broncodilatadoras, por lo cual su consumo puede ser especialmente útil en casos de asma, bronquitis y resfriados. Uno de los usos más frecuentes que se le da a la cúrcuma es en el tratamiento de la tos.
  • Es un perfecto tónico estomacal que ayuda a reducir las dolencias estomacales, tales como la gastritis, la acidez en el estómago y las digestiones lentas. Esto se debe a que el zingibereno, uno de los principios activos de la cúrcuma, tiene propiedades antiulcerosas y digestivas.
  • Debido a su capacidad inmunomoduladora, la cúrcuma ayuda a prevenir enfermedades víricas al aumentar las defensas del sistema inmunológico.
  • Su alto contenido en antioxidantes y vitamina C la convierte en una planta con propiedades cardioprotectoras. Tomar cúrcuma puede ser beneficioso para reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón.
  • Sus propiedades antiinflamatorias hacen de la cúrcuma una especia ideal para tratar algunos síntomas de la artritis, tales como la rigidez o la inflamación articular.

Cómo tomar cúrcuma para la tos

Como te avanzábamos, la cúrcuma es un remedio casero excelente para acabar con la tos. Preparar una infusión con esta planta, además, es muy fácil. Solo tienes que seguir unos pocos pasos:

  1. Calienta agua hasta que hierva y, cuando llegue al punto de ebullición, agrega una cucharada de cúrcuma y otra de miel. Deja que cuezan durante dos minutos los dos ingredientes.
  2. Transcurrido este tiempo, deja que se enfríe durante unos minutos y bébela a pequeños sorbos mientras aún está caliente.
  3. Toma 2 vasos de esta infusión de cúrcuma al día y maravíllate con cómo mejora tu tos.

No tomes cúrcuma si…

La cúrcuma tiene multitud de beneficios, sí, pero también puede estar contraindicada en algunos casos. De esta forma, es importante que no recurras a este remedio si tienes piedras en la vesícula, ya que podrías sufrir cólicos; si padeces alguna enfermedad que afecta a tu hígado (antes deberías consultárselo a tu médico) o si recibes un tratamiento anticoagulante, ya que la cúrcuma aumenta los efectos de este tipo de medicamentos. Además, la cúrcuma también está contraindicada durante el embarazo y la lactancia.

Porque es un remedio completamente natural, porque se trata de una especia económica y porque su infusión es fácil de preparar, la cúrcuma es ideal para el tratamiento de la tos moderada. De la misma forma, otro producto formulado con ingredientes 100 % naturales que te puede ayudar a mejorar la tos es Pharysol Tos. Pruébalo y descubre la manera más rápida y eficaz de calmar y frenar la tos.

banner-blog-pharysol-tos

Deja un comentario

Ir a Arriba