Remedios para la tos nerviosa

2017-11-03T14:20:48+00:00noviembre 23rd, 2017|

La tos puede llegar a ser una señal de enfermedad y, lo más normal, es padecerla cuando tenemos un resfriado. Existen diferentes tipos de tos, como por ejemplo: seca, productiva, asmática, aguda, crónica, convulsiva, también denominada como nerviosa. Pero en determinados casos esta última la sufren personas muy frecuentemente, tratándose de una tos seca, que no tiene mucosidad, reincidente e incluso irritante. La tos nerviosas suele resultar molesta, sobre todo a la hora de dormir o simplemente cuando estamos trabajando.

Qué es la tos nerviosa

La tos nerviosa no es una enfermedad y, menos aún, un indicio de que resulte peligroso para nuestra salud. Sin embargo, sí que muestra una molestia permanente que debe tratarse para evitar la irritación de garganta.

Muchas personas tosen cuando están nerviosas, como cuando hablan en público. También, empiezan a tener episodios de este tipo de tos cuando se encuentran en medio de un contratiempo sentimental o el nivel de estrés ha aumentado notablemente. Su origen se debe a algún problema que perjudica al sistema nervioso.

Algunos factores que se constituyen como principales causas de este problema son:

  • Las preocupaciones.
  • El sentimiento de angustia.
  • La aparición de estrés.
  • Dolores intensos.
  • Tener una personalidad impetuosa.
  • El miedo y la ansiedad.

Además, puede aparecer debido a que nuestro trabajo ha aumentado o a que hemos asumido responsabilidades nuevas, dado que en este marco es muy probable desarrollar una mayor cantidad de estrés. Por esta razón, debemos tener presente que el estrés, de la misma forma que otros factores emocionales, tiene la capacidad de abatir nuestro sistema inmune y modificar el estado anímico de manera perjudicial, lo que puede llegar a intervenir en el sistema nervioso.

La tos nerviosa es producto de una mala gestión de nuestras emociones y, como consecuencia, nos impide amparar la propia salud del sistema nervioso, transformando las funciones que tiene con la tristeza, el miedo y la angustia, entre otros.

Cómo curar la tos nerviosa

A continuación, te mostramos algunos remedios naturales para que puedas curar tos nerviosa:

  • Infusión de tomillo El tomillo tiene determinadas propiedades y es rico en vitaminas, como por ejemplo A, B y C. Es muy recomendable su ingesta en los casos de tos nerviosa, dado que te podrá ayudar a relajarte y a calmar el estado de nervios. Por esta razón, deberás preparar una infusión con esta especia.
  • La malva. La malva es magnífico antiinflamatorio por lo que te ayudará a aliviar la irritación producida por la tos. Puedes hacer una infusión con ella o, sino, puedes hervir unas hojas en un cazo con agua e inhalar el vapor.
  • Dormidera. La dormidera, conocida como amapola blanca, se trata de una planta que se caracteriza por tener la propiedad de actuar como sedante. Esta, interviene en el sistema nervioso por lo que te ayudará a relajarte. Puedes ingerirla a través de infusiones, pero debes tener cuidado con su abuso puesto que puedes llegar a padecer efectos secundarios.
  • La drosera. Es una planta que usualmente se encuentra en jarabes. Es muy recomendable que la utilices para tratar tos nerviosa en una infusión, bebiendo una taza por la noche antes de acostarte.

Es muy importante seguir un determinado tratamiento, pero para ello se deberá identificar el agente psicológico que cause la tos nerviosa. Una vez identificado el problema, podrás realizar como terapia ejercicios de relajación, técnicas de respiración e incluso la meditación, ya que favorecen la exclusión de tensiones. Estas prácticas te ayudarán a obtener grandes beneficios y a reducir el nerviosismo de una forma natural, con las que conseguirás alcanzar un equilibrio emocional y efectivo. Si buscas una alivio natural al instante, Pharysol Tos te puede ayudar.

Deja un comentario

Ir a Arriba