¿Puedo hacer deporte al aire libre con este calor?

2018-11-14T14:47:19+00:00agosto 9th, 2018|

Si estás pensando en hacer deporte en verano y tienes algunas dudas acerca de la conveniencia y seguridad de practicar ejercicio físico en esta época del año, has llegado al artículo oportuno.

Hacer ejercicio siempre viene bien

Efectivamente, el deporte siempre es bueno para la salud, pero has de tener claro que, para que te produzca bienestar, tienen que darse dos condiciones: que el ritmo de los ejercicios se adapte a tu estado físico y que se den las circunstancias oportunas para su práctica (instalaciones, temperatura…).

Aunque ya hemos comentado que la temperatura puede ser un inconveniente para hacer ejercicio, te avanzamos que vas a poder practicar deporte en cualquier época del año. Pero, para garantizar que su práctica va a tener consecuencias positivas y no va a suponerte contratiempos, debes tomar algunas precauciones, las cuales te explicaremos más adelante.

Los beneficios del deporte

Las ventajas de practicar deporte son numerosas y variadas. Toma nota de las que, a continuación, destacamos:

– Mejora de las condiciones físicas, lo que hace que tu sistema inmunitario se refuerce y pueda combatir las enfermedades mediante unas defensas más eficaces.

Apariencia física más atractiva, dado que el deporte moldea el cuerpo de una forma muy estética.

– Sensación de bienestar general, lo que se traduce en una menor fatiga.

Tonificación de los músculos, lo que permite disponer de más fuerza y velocidad en todo tipo de actividades.

– Entretenimiento, el cual posibilita salir del peligroso hábito del sedentarismo.

– Aumento de la autoestima, dado que estas actividades permiten observar progresos en los resultados.

Los riesgos de practicar deporte en verano

Por otro lado, tenemos que reseñar los peligros que comporta la práctica del deporte en verano:

– La deshidratación es una posibilidad real, ya que las altas temperaturas hacen que se pierdan más líquidos mediante el sudor.

– La sobreexposición a los rayos UV puede provocar, además de quemaduras en la piel, la insolación que, por ejemplo, puede venir acompañada de fuertes dolores de cabeza.

– En algunos casos extremos, es posible sufrir lo que se conoce como un golpe de calor, que puede degenerar incluso en accidentes cerebrovasculares de gravedad.

La sensación de cansancio y fatiga aumenta más que en condiciones normales y puede acabar ocasionando episodios de mareos, vómitos o náuseas. La sensación de sed (real, por otra parte) se incrementa de manera notable.

Consejos para prevenir los problemas al practicar deporte al aire libre durante los meses de calor

Por último, vamos a darte algunas recomendaciones para que no tengas problemas a la hora de hacer deporte con calor.

– En primer lugar, seguro que te haces la siguiente pregunta: ¿cuándo es mejor hacer deporte? La mejor hora para hacer ejercicio es cualquiera de las que se encuentran fuera de las centrales del día, que es cuando más inciden los rayos del sol. No te arriesgues a hacer ejercicio, por tanto, entre las 12 y las 17.

Hidrátate abundantemente incluso antes de que aparezca la sensación de sed. Antes, durante y después de las actividades deportivas a realizar.

Ponte ropa cómoda, ligera y que transpire correctamente. De esta manera, evitarás estar incómodo y sudar más de la cuenta.

– Ante el menor síntoma de fatiga excesiva o mareo, para e intenta recuperarte adecuadamente. Ten siempre localizado algún medio de atención médica.

– Intenta que las actividades deportivas se celebren en espacios con sombra o bien ventilados.

En definitiva, puedes seguir haciendo deporte en verano. Disfruta de sus beneficios, pero toma también las precauciones oportunas.

Deja un comentario

Ir a Arriba