Sensación de falta de aire: Causas que pueden producirla

2021-02-11T12:21:06+00:00marzo 2nd, 2021|

El no poder respirar bien cuando estamos en la cima de una montaña o cuando realizamos ejercicio tras un período de sedentarismo o inactividad, es normal, pero tener la sensación de falta de aire (disnea) en otras circunstancias puede alertarnos, llevándonos a pensar, actualmente que puede ser un síntoma de covid-19.

Sin embargo, existen muchos motivos, de diversa gravedad, que pueden producir sensación de falta de aire. Desde Pharysol os contamos qué afecciones o factores pueden causar disnea y cómo actuar.

¿Qué causas pueden producir la sensación de falta de aire?

Las infecciones víricas o bacterianas son una de las causas más frecuentes de sensación de falta de aire, ya que generan mucosidad que bloquea los pulmones o las vías respiratorias altas, evitando la entrada y la salida de aire.

Las vías respiratorias están recubiertas por mucosas y en algunos casos, como la nariz, pelos, que atrapan los virus, bacterias y los elementos patógenos.

Cuando la carga viral, por ejemplo, es muy intensa, los capilares sanguíneos se vasodilatan para dejar pasar a la zona mayor cantidad de células inmunitarias, lo que causa inflamación y mayor mucosidad y congestión.

Más allá de esto, existen las siguientes causas:

Asma

El asma es una enfermedad con tendencia hereditaria, que se relaciona con estímulos concretos (como polen, moho, ácaros del polvo, el contacto con diversos animales…). Además de caracterizarse por presentar problemas para respirar, viene acompañada de ruidos como sibilancias o pitidos en el pecho.

Tabaquismo

El tabaquismo es uno de los hábitos más dañinos para los pulmones, ya que cuenta con más de 3500 sustancias tóxicas, como el alquitrán, el plomo o el arsénico, entre otras, que dañan las vías respiratorias, que cada vez funcionan de forma menos efectiva.

Aumento de peso o embarazo

El sobrepeso u obesidad, y el embarazo, producen que los músculos y las vías respiratorias se encuentren presionadas por la grasa, o el feto, y no puedan expandirse para realizar una respiración amplia y relajada.

Además, en estos casos el exceso de peso produce que deba gastarse más energía para realizar las actividades normales, por lo que existe mayor sensación de falta de aire.

Hiperventilación emocional

Otro factor muy común que puede producir sensación de falta de aire, es el nerviosismo, el miedo o la ansiedad, ya que en estos momentos nuestro organismo se prepara para una situación de peligro, activando el mecanismo de lucha-huida.

Para ello se liberan las hormonas adrenalina y cortisol, que producen un aumento de la circulación sanguínea y el ritmo cardíaco, y también de la necesidad de oxigenación.

¿Cómo podemos actuar cuando tenemos sensación de falta de aire?

En primer lugar, siempre que no podáis identificar claramente su causa, o si la sensación de falta de aire persiste, es recomendable que acudáis a un profesional de la salud para conocer la causa y su tratamiento.

En los casos de que sintáis mucosidad por gripes o resfriados, es recomendable que realicéis lavados nasales con productos sin vasoconstrictores ni corticoides, y vahos con expectorantes como el eucalipto o la menta.

Beber abundante agua y mantener los espacios húmedos e hidratados también será de ayuda para eliminar el exceso de mucosidad.

Si queréis saber más acerca de cómo cuidar vuestra salud de forma natural, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba