El caldo de pollo y sus beneficios para la garganta

2018-02-02T10:53:12+00:00febrero 6th, 2018|

El dolor de garganta suele ser producido muchas veces por enfriamiento o cuadros gripales. Tu propio organismo te suele pedir líquidos calientes cuando tienes esta afectación. No solo alivian y ayudan a calmar el dolor un rico consomé o una nutritiva sopa, sino que hasta parecen darte mayor ánimo.

Sopa para el dolor de garganta

Un caldo para la garganta, cuando esta presenta dolor, ya sea por resfriado o infección, suele ser lo que mejor te sienta. Seguramente, achacas esto al paso de un líquido calentito por la parte afectada, sobre todo cuando está siendo el frío el causante de tu estado de salud.

Pero estudios recientes han demostrado que una sopa de pollo para la garganta te ofrece sus beneficios más allá de la temperatura en que la tomas. Maimónides, un científico y filósofo del siglo XII adelantó lo que actuales estudiosos de la Universidad de Nebraska, en Estados Unidos, han conseguido demostrar científicamente.

Las sopas y el dolor de garganta están muy relacionadas, hasta el punto de ser estas el remedio más eficaz, dada la reacción de nuestro organismo. Así, el caldo de pollo permite que ciertas células (los neutrófilos) tengan dificultad para proliferar la inflamación de ciertos tejidos que afectan directamente a la garganta, provocándoles el dolor.

Los neutrófilos, a pesar de pertenecer al sistema defensivo de nuestro organismo, atacando virus y bacterias que se generan en nuestro interior, suele afectar también a tejidos sanos y otras células. Además, producen que la mucosidad prolifere, y ya sabes lo molesta que es durante los resfriados.

El caldo de pollo, lo que también se ha llamado “el remedio de la abuela”, ha demostrado ser más que una utopía, gracias a los estudios que hemos mencionado. Pero una buena sopa de pollo debe llevar los ingredientes oportunos, para que su efectividad se haga evidente.

Por ello, te proponemos la realización de esta receta tan sencilla que, con pocos ingredientes, puedes empezar a practicar. No solo te servirá como remedio de los síntomas molestos de garganta, como es el dolor y la mucosidad producidos por el resfriado común, sino que dispondrás de un plato sencillo y exquisito que puedes ofrecer a los tuyos durante cualquier momento del año.

Cómo preparar sopa para el dolor de garganta

La preparación de un caldo de pollo es muy fácil. Solo requieres unos pocos ingredientes y un buen apetito. Lo primero que debes hacer es adquirir los siguientes productos para lograr una sopa para toda la familia:

  • Un pollo completo, bien limpio y eviscerado. Lo mejor es conservar la piel del mismo.
  • Dos nabos.
  • Tres zanahorias.
  • Una patata.
  • Un puerro.
  • De dos a tres ramas de apio verde.
  • Una rodaja de calabaza.
  • Una hoja de laurel.
  • Poquitos granos de pimienta negra.
  • Un ramillete de perejil.
  • Sal.

En una cazuela grande, mete el pollo completo, midiendo antes que tenga la dimensión suficiente para ir añadiendo el resto de ingredientes. Con cuatro litros de agua, cubre el pollo y espera a que llegue a ebullición.

Trocea las verduras y añádelas bien peladas. Puedes aprovechas las hojas del apio y el resto verde del puerro.

Completa el proceso con una cucharada de sal, algunos granos de pimienta (al gusto) y el ramillete de perejil troceado.

Deja que todo se cueza a fuego lento durante hora y media o hasta que sientas que el caldo va ganando sustancia. Cuida que el caldo quede libre de espuma, revisando la cocción de vez en cuando.

Al fin podrás disfrutar de un remedio casero y natural para curar tu resfriado. Nunca una medicina puede estar tan rica como este caldo de pollo, utilizado por nuestras abuelas durante toda la vida. Todo un lujo para el paladar y tu salud.

Un comentario

  1. […] La receta de madres y abuelas y remedio infalible desde siempre. Según un estudio del American Journal of Therapeutics, existe evidencia de que la carnosina y el isopéptido, presentes en el caldo de huesos, pueden contribuir a detener la inflamación de garganta. Además, se cree que el caldo de pollo dificulta que ciertas células, los neutrófilos, proliferen y expandan la mucosidad. Podéis encontrar todo lo que necesitáis saber sobre la potencia de este remedio en este post. […]

Deja un comentario

Ir a Arriba