Diferencias entre virus y bacterias: Conocerlas para tratarlas

2021-01-19T14:59:55+00:00febrero 2nd, 2021|

En épocas de frío son muy frecuentes las gripes y resfriados, por lo que, al ser tan comunes y considerarse afecciones leves, podemos automedicarnos para tratarlas. Esto nunca es recomendable y en la mayoría de los casos, se realiza de forma incorrecta, ya que podemos enfermarmos a causa de la acción de virus o bacterias, y no son lo mismo.

Desde Pharysol, os explicamos qué diferencias existen entre virus y bacterias, cómo puede dañarnos cada uno de ellos, y cómo podemos actuar.

¿Qué son los virus y las bacterias?

Para saber cómo pueden dañarnos, y cómo podemos actuar frente a ellos, es importante que sepamos primero cómo son cada uno de ellos:

Virus

Los virus, del latín ióç (toxina o veneno), son agentes infecciosos microscópicos acelulares, que solo pueden replicarse introduciéndose dentro de células de otros organismos.

Están constituidos por genes que contienen ácidos nucleicos que forman largas cadenas de ADN o ARN.

Son la entidad biológica más abundante del planeta y también la más diminuta.

Aunque algunos no nos hacen enfermar, y solo se replican en nuestro interior, en la mayoría de los casos esta replicación pone en riesgo nuestra salud al afectar a las células de nuestro organismo, produciendo su lisis (rotura para salir de ellas).

Bacterias

Las bacterias son microorganismos procariotas (células sin núcleo verdadero, y a veces son orgánulos), que poseen una pared celular, y en algunos casos, también flagelos u otros sistemas de desplazamiento.

Pueden presentar diversas formas, como esferas (cocos), barras (bacilos), filamentos curvados (vibrios), o helicoidales (en forma de hélice, llamados espirilos y espiroquetas).

Se hallan en todos los hábitats terrestres y acuáticos del planeta, e incluso, en condiciones del espacio exterior. Pueden sobrevivir en condiciones extremas de calor, humedad o pH.

Las bacterias pueden ser o no patógenas, ya que de hecho, algunos tipos son muy beneficiosos para nuestra salud, al actuar de forma simbiótica, como la flora bacteriana intestinal.

¿Qué diferencias presentan los virus y las bacterias y cómo pueden dañarnos cada uno de ellos?

Como hemos visto, los virus y las bacterias son dos entes distintos, unos, los virus, ni siquiera considerados un microorganismo vivo. Aunque ambos se asemejan en su tamaño microscópico y por el hecho de que pueden dañarnos, existen diferencias importantes.

Las bacterias son bastantes más grandes que los virus, (entre 0’6 y 1 micrómetro), por lo que pueden verse mediante un microscopio óptico, mientras que los virus solo pueden verse mediante microscopia electrónica.

Además, las bacterias pueden ser beneficiosas, si bien los virus nunca lo son, aunque no sean dañinos.

Los virus y las bacterias pueden producir molestias similares, si bien, las infecciones bacterianas se caracterizan por secreciones purulentas, fiebre elevada y malestar general. En las virales, el malestar no supera las dos semanas y cursan con secreción nasal, fiebre, dolor de cabeza, oídos y garganta, cansancio, dolor articular o dificultad para respirar, como en los casos de gripe.

¿Cómo debemos actuar en estos casos?

Como ya os comentamos anteriormente en un artículo sobre por qué los fármacos antibióticos no eran recomendables ni efectivos para causas virales, o a la inversa, es muy importante no automedicarse para no producir resistencia bacteriana a los fármacos u otros efectos secundarios.

Debemos acudir al profesional médico y seguir hábitos tales como beber mucha agua, alimentarnos y descansar bien y evitar ambientes perjudiciales para nuestro sistema inmune (fríos, húmedos o nocivos).

Si queréis saber más acerca de cómo cuidar vuestra salud de forma natural, os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog, y os invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba