Histamina: ¿Qué es, cuáles son sus funciones y cómo controlarla?

2022-03-16T14:32:37+00:00abril 5th, 2022|

«La primavera, la sangre altera». Este es el refrán popular, pero en realidad, la primavera también altera las alergias. Nos referimos a los efectos inmediatos de la estación más floral del año: la alergia primaveral. A continuación, iremos más allá de las alergias estacionales y te explicaremos qué es la histamina, cuáles son sus funciones y cómo controlarla.

¿Qué es la histamina? 

La histamina es una sustancia que se encuentra de forma natural en los tejidos de nuestro organismo. Por ejemplo, en las neuronas, plaquetas, mastocitos y basófilos del sistema inmune.

Su nombre incluye la raíz griega «histos», que significa «tejido», ya que desde que comenzó a estudiarse, hace ya más de un siglo, se observó que esta molécula se distribuye por todo el cuerpo.

¿Cuáles son sus funciones?

La histamina es multifuncional, pues interviene en numerosas funciones en nuestro organismo. ¡Veamos!

Genera inflamación

Las alergias son aquellas respuestas del sistema inmunitario ante agentes externos (como los ácaros y el polen) que causan la liberación de la histamina. Esta hormona es un mediador de las respuestas alérgicas. A nivel inmune, genera inflamación en el organismo y, de esta forma, aísla a los agentes externos y problemáticos del cuerpo para combatirlos.

Regula el sueño

Este neurotransmisor actúa en el cerebro, regulando muchas de las funciones que forman parte de nuestro día a día: controla los ciclos de sueño y de vigilia -el reloj biológico-, controla la ingesta de agua y alimentos, el estado de ánimo (estrés y ansiedad), la temperatura corporal, etc.

Consolida la memoria

Como neurotransmisor, la histamina es importante para recordar las cosas que hemos vivido.

Regula la respuesta sexual

Otra de sus funciones es el control de la respuesta sexual, ya que una deficiencia de esta substancia puede producir anorgasmia. De igual modo, un exceso puede producir eyaculación precoz.

Otras funciones

La histamina ha ido sumando nuevos atributos. También tiene un papel importante en la digestión de las grasas, la formación de la sangre o la cicatrización de las heridas.

Como hemos comentado, la histamina ejerce un efecto neurotransmisor y actúa contra las reacciones alérgicas en el cuerpo. Sin embargo, si el cuerpo no es capaz de descomponer esta substancia después de haberla usado, se produce una acumulación desequilibrada. Ahí es cuando aparecen las consecuencias perjudiciales para la salud.

¿Cómo controlar la histamina en el cuerpo?

Para las personas que no son capaces de eliminar el exceso de histamina en su organismo, recomendamos seguir estos consejos:

  • Reduce el consumo de alimentos ricos en histamina. La lista es larga: legumbres, espinaca, tomates, frutos secos, carne de cerdo, embutidos, clara de huevo, alimentos congelados y enlatados, chocolate y café, azúcares refinados, mariscos, quesos curados o azul, frutas cítricas, entre otros. Por ejemplo, las hortalizas, la mayoría de frutas, algunos cereales, los aceites vegetales, las especies o plantas aromáticas están casi libres de histaminas.
  • Evita ingerir aditivos. Normalmente, los conservantes se añaden a los productos que son abundantes en histamina.
  • Bebe agua regularmente, por lo menos 8 vasos al día.
  • Evita los excesos. Modera el consumo de alcohol (sobre todo, la cerveza y el vino blanco) y evita el tabaco.
  • Antihistamínicos naturales. Los síntomas de las alergias, así como la tos o la garganta irritada, se pueden controlar y aliviar mediante antihistamínicos naturales, entre ellos la equinácea, el té verde, la vitamina C o la vitamina B6.

Si estás experimentando síntomas propios de la alergia primaveral, los productos de Pharysol, Pharysol Sinus y Pharysol Tos pueden ayudarte a mejorar la congestión nasal y la tos de una forma completamente natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba