Consejos para evitar un ataque de asma

2022-04-27T09:13:15+00:00mayo 3rd, 2022|

El 3 de mayo es el Día Mundial del Asma, una enfermedad que afecta a 235 millones de personas en la actualidad. Aprovechando esta fecha, hoy explicamos qué son los ataques de asma, desmontamos mitos sobre ello, y damos algunos consejos para prevenir y evitar su aparición.

¿Qué es un ataque de asma?

Aunque el asma esté bajo control, las crisis asmáticas pueden en cualquier momento y sin causa aparente. Estos episodios también son conocidos como exacerbaciones o ataques de asma, y ocurren cuando los síntomas del asma empeoran.

Los ataques asmáticos son previsibles. Para ello, es necesario conocer sus señales de alerta:

  • Insomnio y tos nocturna.
  • Confusión y desorientación.
  • Dificultades respiratorias: sensación de falta de aire, pitidos audibles, sibilancias, o respiraciones rápidas e irregulares.
  • Opresión en el pecho.
  • Sudoración excesiva.
  • Necesidad de recurrir al aparato broncodilatador o a medicamentos asociados al asma con mayor frecuencia.

Mitos sobre el asma

Antes de saber cómo evitar un ataque de asma, también es importante desmontar los mitos sobre el asma. Veamos, a continuación, los 4 conceptos erróneos más comunes asociados a esta enfermedad.

Mito 1: El asma es una enfermedad infantil

Verdad: Aunque es la enfermedad crónica más frecuente en niños -afecta entre el 10 y el 12% de los niños-, puede ocurrir a cualquier edad y su incidencia va en aumento.

Mito 2: El asma es una enfermedad infecciosa

Verdad: Las infecciones respiratorias virales, así como la gripe o el resfriado común, pueden causar asma. Frecuentemente, el asma en los niños se asocia con la alergia. Sin embargo, el asma no es una enfermedad infecciosa, sino una enfermedad respiratoria causada por la inflamación crónica de las vías aéreas.

Mito 3:  Los pacientes asmáticos no pueden hacer deporte

Verdad: Las personas asmáticas pueden hacer deporte, siempre y cuando el asma esté controlada. De hecho, hacer ejercicio mejora la resistencia respiratoria.

Mito 4: La ansiedad es la principal causa del asma

Verdad: La ansiedad puede empeorar los síntomas del asma, pero no origina esta enfermedad.

Consejos para prevenir y evitar un ataque asmático

Estos son los 4 pasos básicos para ayudar a controlar un ataque asmático:

  1. Siéntate de forma erguida y cálmate, pero no te recuestes. Esta es la mejor postura para facilitar la entrada de aire en los pulmones.
  2. Toma de inmediato el «medicamento de rescate», el medicamento específico prescripto por el médico a cargo del tratamiento. Para neutralizar una crisis asmática, ten siempre a mano un broncodilatador.
  3. Espera 5 minutos para ver si este tratamiento te ha provocado una mejoría. Si los síntomas no cesan después de 10 inhalaciones, acude a un servicio de urgencias lo antes posible. En el hospital se encargarán de administrarte otro tipo de tratamiento más efectivo.
  4. Si la atención médica de emergencia tarda en llegar, repite el paso 2.

Acudir a la sala de emergencias es el último recurso para una persona con asma. Por ello, te damos algunos consejos para ayudar a prevenir un ataque de asma:

  • Prepara estos remedios naturales: té de jengibre y miel, té verde, extracto de ajo, jugo de limón o de cebolla.
  • Acude a sesiones de drenaje linfático.
  • Aprende a hacer ejercicios de respiración.
  • Aléjate de los desencadenantes del asma: aire frío, humo del cigarrillo, polución, ácaros de polvo, entre otros.

Ahora ya sabes cómo evitar un ataque de asma. Si quieres saber más acerca de cómo cuidar tu salud de forma natural, no dudes en seguir los artículos de nuestro blog y consultar nuestra amplia gama de productos. 

Deja un comentario

Ir a Arriba