10 hábitos saludables para mejorar las alergias

2022-04-26T07:20:47+00:00junio 8th, 2022|

Cambiar la agenda o quedarse en casa durante los días con altos índices de polen pueden ser medidas preventivas difíciles de cumplir. Por suerte, existen diversos hábitos saludables para mejorar las alergias. Estos se cultivan a lo largo del tiempo, pero son una garantía de salud a largo plazo. ¡Te los contamos!

¿Qué hábitos saludables seguir para mejorar las alergias?

El estilo de vida es uno de los factores que más influye en las alergias. A continuación, desde Pharysol recomendamos 10 hábitos saludables para mejorar las alergias.

1. Revisa tu alimentación

La histamina es la hormona mediadora de las respuestas alérgicas. Esta sustancia genera inflamación en el organismo, aislando a los agentes externos y problemáticos del cuerpo para combatirlos.

En este caso, la mejor opción es no ingerir aditivos y reducir el consumo de alimentos ricos en histamina: legumbres, espinacas, tomates, frutos secos, carne de cerdo, embutidos, clara de huevo, alimentos congelados y enlatados, chocolate, café, azúcares refinados, entre otros.

Por otro lado, toma más pescado azul, ya que es rico en ácidos grasos omega-3 y reduce los síntomas de alergia y asma.

2. Endulza el día a día con regaliz

La raíz de regaliz contiene glicirrina, un antiinflamatorio que ayuda a aliviar los síntomas de la alergia, especialmente la rinitis alérgica. ¡Añádelo al té de las mañanas!

3. Añade vitamina C y B5 a tu dieta

Los alimentos ricos en vitamina C contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario y son un poderoso antialérgico natural.

La vitamina B5 también tiene efectos antiinflamatorios y reduce la congestión.

4. Ventila a medio día

Para respirar un aire limpio y renovado, ventila la casa a medio día y cierra las ventanas a primera y última hora del día, que es cuando la exposición al polen es mayor.

5. Mantente hidratado

Bebe 2 litros de agua al día, ya que en épocas de alergia y, por lo tanto, de mocos y lagrimeo, es frecuente perder líquido extra.

6. Cuida tu higiene personal

Los hábitos de higiene son esenciales para cuidar la salud. Para combatir las molestias de la rinitis alérgica, es importante que mantengas limpias tus fosas nasales. Una opción es hervir 250 ml de agua, añadir una cucharadita de sal, dejar enfriar, ponerlo en un frasco, ¡y listo!

También acuérdate de lavarte las manos con agua tibia y jabón con frecuencia, en especial antes de comer o cocinar, después de ir al baño, tras acariciar un animal, o tras tocar la basura.

Un último consejo de higiene es bañarse antes de acostarse para evitar que los alérgenos entren en la cama.

7. Cambia tu ropa

Los alérgenos se adhieren al cuerpo y cabello, pero también a la ropa. Por ello, siempre que hayas estado expuesto a alérgenos, cámbiate de ropa y opta por prendas de algodón. Este tejido tolera mejor la piel. De hecho, las alergias pueden ir acompañadas de picores cutáneos.

Asimismo, lava la ropa de cama todas las semanas.

8. Haz ejercicios de respiración

El yoga y las técnicas de respiración mejoran las alergias, ya que ayudan a eliminar el aire vaciado y las toxinas de los pulmones.

9. Cuida tus ojos

Las gafas de sol son un recurso para prevenir las irritaciones oculares, así como la entrada de polen.

10. Toma infusiones

Las infusiones de menta, hinojo, melisa o eucalipto ayudan a mejorar la respiración y eliminar los mocos típicos en las alergias.

Si estás experimentando síntomas propios de la alergia, Pharysol Sinus puede ayudarte a mejorar la congestión nasal y la tos de una forma completamente natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba