Labios cortados: ¿Por qué se producen y cómo cuidarlos?

2020-01-16T10:59:09+00:00febrero 18th, 2020|

Durante los días de invierno, una cuestión que suele molestarnos en nuestro día a día y preocuparnos a nivel de comodidad, estética y salud son nuestros labios cortados.

Desde Pharysol os explicamos qué puede causar los labios cortados, qué complicaciones pueden conllevar y cómo podemos tratarlos y evitar que se dañen nuevamente.

¿Cómo se distinguen los labios cortados?

Los labios cortados, secos o agrietados son fácilmente reconocibles a simple vista. Presentan un tacto áspero a causa de diversa cantidad de pieles despellejadas, en mayor o menor medida, que pueden ir acompañadas de sangrado.

Además, ante cualquier gesto o estímulo puede sentirse doloridos y muy sensibles.

¿Qué causas pueden producir los labios cortados?

Los labios se encuentran extremadamente expuestos al ambiente que los rodea, y al no presentar esta piel glándulas sudoríparas, grasa, melanina o queratina, carecen de los efectos protectores de estas.

A pesar de esto, los labios cortados pueden deberse no solo a factores externos, si no también a factores internos de nuestro organismo. Algunas causas son las siguientes:

Frío y viento

Estos factores ambientales pueden influir en los cambios de temperatura y humedad de la piel de los labios, haciendo que se sequen y se agrieten. Es por esto por lo que suelen aparecer en invierno o relacionados con procesos catarrales.

Alergia

Las alergias pueden producir que debido a la inflamación de los tejidos producida por la liberación de histamina, los labios se hinchen y se encuentren muy sensibles.

Deshidratación

Presentar los labios cortados es una de las señales más claras de deshidratación. Beber suficiente agua no solo ayudará a nutrir la piel de los labios, si no que también comportará otros beneficios como la expulsión de mucosidad cuando existen infecciones como la gripe y el resfriado.

Consumo de ciertos medicamentos

Algunos medicamentos pueden producir sequedad cutánea, incluyendo la piel de los labios.

Irritaciones

Cualquier elemento que pueda irritar y la dañar la piel de los labios, como por ejemplo, el roce continuo de los pañuelos desechables, sustancias nocivas o la saliva (de pH ácido) puede conllevar a que presentemos sequedad y labios cortados.

Respiración bucal

Ya sea por congestión nasal o por otro motivo, cuando respiramos por la boca en vez de por la nariz, nuestro aliento actúa como una corriente de aire que reseca nuestros labios y los corta.

Infecciones

Algunas bacterias y virus pueden penetrar en las grietas de los labios y producir infección, la cual se distingue por sensaciones de cosquilleo, ardor y/o calor. Cuando tenemos mucosidad y nos sonamos, además del roce provocado por el pañuelo, esta mucosidad puede afectar a nuestros labios.

¿Cómo podemos tratar y prevenir los labios cortados?

A continuación pasamos a enumerar algunos pasos que serán de ayuda para tratar y prevenir los labios cortados:

  • Evitar el contacto con agentes irritantes.
  • Proteger los labios del frío y el viento tapándolos con una bufanda.
  • Hidratar los labios tanto exteriormente (mediante la aplicación de bálsamos labiales y uso humidificadores de ambiente) como internamente (mediante la ingesta de líquido).
  • Intentar respirar por la nariz.
  • Tratar las infecciones y alergias que puedan provocarlos.
  • Evitar malos hábitos como lamer los labios o arrancar las pieles.

Si precisas de mayor información sobre este u otros temas relacionados con la solución de los síntomas de procesos catarrales te recomendamos seguir los consejos de nuestro blog y te invitamos a conocer nuestros productos con ingredientes de origen natural.

Deja un comentario

Ir a Arriba