8 remedios para acabar de una vez por todas con la tos seca

2019-02-12T08:32:29+00:00febrero 12th, 2019|

En invierno, por más que tratemos de evitarlo, muchos somos los que acabamos cayendo enfermos, presos de algún virus. Algunos, como los que provocan la gripe, también causan tos seca o improductiva que hace que nuestra garganta se irrite. Si has llegado hasta aquí porque necesitas acabar con este desagradable síntoma, lo que vamos a contarte te interesa. Toma nota de estos consejos para aliviar la tos seca.

 Trucos para la tos seca

  1. Evita poner la calefacción. Como durante los meses de invierno no nos queda otro remedio que encenderla, nuestra recomendación es que, para evitar resecar el ambiente, no la pongas muy alta, sobre todo por la noche.
  2. Mantén un buen nivel de humedad en tu entorno. Uno de los factores que más favorecen la tos es la sequedad ambiental, así que puedes ayudarte de un humidificador para aumentar la humedad en la estancia.
  3. Hidrátate. Bebe abundante agua y toma líquidos calientes (sopas, infusiones o tés) que te ayuden a calmar la irritación de la garganta y a ensanchar los conductos respiratorios. Si te notas la garganta muy seca, también puede serte de ayuda tomar una ducha caliente.
  4. Evita el consumo de cafeína y tabaco. Tanto la cafeína como el tabaco irritan la mucosa de la garganta y favorecen la tos, así que nuestra recomendación es que evites ambas sustancias. En su lugar, opta por un capricho mucho más sano: el chocolate puro que, al tener teobromina (con propiedades vasodilatadoras y de relajación muscular), te ayudará a aliviar la tos seca.
  5. No te tumbes del todo. La tos acostumbra a empeorar por la noche, cuando estamos tumbados en la cama y listos para dormir. Para evitar que te sorprenda un ataque de tos justo cuando tratas de conciliar el sueño, te recomendamos que te coloques de lado y mantengas tu cabeza levemente elevada con la ayuda de varias almohadas. Además, puede ayudarte poner unas gotas de aceite esencial de tomillo en la almohada.
  6. Calienta tus pies. Está comprobado que el calor en los pies calma la tos, así que un remedio que puede serte de ayuda consiste en ponerte unos calcetines abrigados. Puedes, además, aplicar un poco de crema balsámica sobre los tobillos para aumentar el efecto.
  7. Prepara un jarabe casero. Un estupendo remedio natural contra la tos es el jarabe casero con orégano, que posee importantes propiedades antitusígenas. Para ello solo tienes que mezclar una cucharada de miel con otra más pequeña de orégano en un recipiente de vidrio y calentar durante unos segundos en el microondas. Toma una cucharadita de este jarabe para la tos seca entre dos y tres veces al día.
  8. Toma una infusión de jengibre, miel y limón. Tomar una infusión de agua caliente con zumo de limón, miel y jengibre puede ayudarte a suavizar las mucosas de las vías respiratorias y a calmar la tos. Además, se cree que las sustancias dulces causan una salivación refleja que puede tener un efecto suavizante sobre la faringe y la laringe.
  9. Utiliza Pharysol Tos. Formulado con ingredientes de origen 100% natural, Pharysol Tos calma y alivia la tos seca a la vez que crea una barrera protectora de las vías respiratorias. Puede ser utilizado a partir de los seis años (una cucharadita dos veces al día en niños y una cucharada sopera entre dos y cuatro veces en adultos). Recuerda, por último, que, si la tos persiste o se presenta acompañada de otros síntomas, debes acudir al médico para que valore qué es lo que te sucede y te prescriba un tratamiento si lo considera necesario.

pharysol tos monodosis

Deja un comentario