Tipos de tos que puedes sufrir

2017-11-07T16:19:49+00:00noviembre 9th, 2017|

Todos hemos sufrido, en algún momento, algún acceso de tos más o menos violento que incluso ha llegado a condicionar nuestro descanso, trabajo, etc. Por lo que estamos seguros de que sabes lo molestos que pueden llegar a ser, en especial, si se producen de forma continuada. Lo que quizá no te hayas planteado es que no todas las toses son iguales, ni tienen el mismo origen.

Qué produce la tos

La tos no es una enfermedad, sino un síntoma de que algo está irritando u obstruyendo las vías respiratorias (medias o bajas, dependiendo del tipo de tos). Ante esta situación, el cuerpo se defiende automáticamente de la única forma que conoce: mediante una serie de espasmos, más o menos repetitivos, tanto del diafragma como de los músculos del tórax y la garganta. Estos espasmos constituyen lo que conocemos como tos y nos ayudan a liberar las vías respiratorias de cualquier partícula molesta que impida la correcta respiración, ya sea humo, polvo o moco. Para conseguirlo, expulsan de forma violenta el aire de los pulmones mediante movimientos bruscos.

Tipos de tos que podemos sufrir

Dependiendo de la causa de origen y de si expectoramos o no, encontramos dos tipos de tos:

1. Tos seca.

Suele ser causada por agentes irritantes externos que afectan a la garganta y consiguen que sintamos molestias o picor, como polvo o humo. También puede ser debida a una falta de hidratación de las mucosas de las vías respiratorias o a un enfriamiento de esa zona. Puntualmente, puede ser calmada mediante hidratación de la zona afectada bebiendo un poco de agua, pero si continúa, necesitaremos algún remedio específico para la tos.

Este tipo, en la que podemos incluir la llamada “carraspera” se suele identificar por el hecho de ser tos improductiva. Es decir, al toser no expectoramos ningún tipo de flema o moco y por su mismo sonido también la podemos reconocer, pues es completamente opuesta al otro tipo más común de tos. Además, suele ir asociada al picor de garganta, lo que nos aporta otro dato para saber qué tipo de tos tenemos.

2. Tos productiva.

Suele darse cuando las vías respiratorias obstruidas son las inferiores, es decir, los bronquios. Normalmente, se debe a algún microbio que ha afectado a nuestros pulmones con lo que generan moco como defensa. Para poder respirar con normalidad, tendremos que expulsar ese moco defensivo. Es común padecerla en casos de gripe o bronquitis, las cuales son enfermedades asociadas a la tos con moco.

Otras causas de la tos productiva pueden ser el consumo habitual de tabaco o la manipulación de sustancias químicas que puedan afectar a la función pulmonar, sin la debida protección.

Aparte de los dos tipos básicos de tos, también podemos encontrar otros. Como la tos crónica, que se produce con la repetición continuada de los episodios de tos. También es muy frecuente observar la tos nerviosa en niños y en personas nerviosas (como las que siempre tosen antes de hablar, por ejemplo).

Los accesos de tos suelen ser muy molestos para quien los padece. Nos impiden oxigenar adecuadamente el cuerpo mientras tosemos, agotan la energía de nuestros músculos e irritan nuestro aparato respiratorio. Por ese motivo, es importante contar con remedios, a ser posible naturales, para poder calmar la tos lo antes posible. De esa forma evitamos el sobreesfuerzo que tales ataques suponen para nuestro cuerpo.

No obstante, aunque existan muchas formas de curar la tos, siempre será mejor utilizar productos naturales. Esto nos permitirá sanar una parte de nuestro cuerpo sin perjudicar otras, ya que son más respetuosos con nuestro organismo que los preparados químicos.

3 Comentarios

  1. […] cosas hay más molestas que la tos persistente. No nos deja dormir, comer ni respirar tranquilos ni un momento. Es, junto con la congestión […]

  2. […] Tos productiva. […]

  3. […] en la mayoría de ocasiones, la tos solo es la consecuencia de un proceso infeccioso de escasa gravedad, lo cierto es que no podemos […]

Deja un comentario

Ir a Arriba