Rinitis alérgica por polen: ¿Cómo prevenirla?

2022-04-20T14:59:09+00:00mayo 18th, 2022|

Llegan los días soleados y el renacimiento de la naturaleza: las flores se abren y brotan nuevas hojas en los árboles. Petunias, prímulas, saúcos, violetas tricolores, y un sinfín de especies.

Sin embargo, este escenario también significa una multitud de partículas de polen en el aire. Por ello, hoy te damos algunos consejos para prevenir y hacer más llevaderos los síntomas de la rinitis alérgica causada por polen.

¿Qué es la rinitis alérgica?

La rinitis es la inflamación de la mucosa de la nariz. Esta afecta entre el 10 y el 30% de la población y sus síntomas más comunes son: estornudos, goteo incesante (rinorrea), picor y congestión nasal o nasofaringial.

Podemos distinguir tres tipos de rinitis:

  • Rinitis alérgica. También conocida como fiebre del heno, es la inflamación de la mucosa nasal desencadenada por un alérgeno, así como el polen de árboles y plantas, los ácaros, los rastros de hongos y moho o el pelo, o las plumas de algunas mascotas. De hecho, se manifiesta, sobre todo, en primavera, debido a la mayor polinización.
  • Rinitis no alérgica. Está desencadenada por la contaminación, humo, sustancias irritantes, olores fuertes o infecciones de virus y bacterias.
  • Rinitis atrófica. Esta tiene un origen desconocido, evoluciona de forma crónica y progresiva, y no tiene cura.

Consejos para prevenir la rinitis alérgica por polen

Además de evitar el alérgeno en cuestión, existen todos estos consejos para prevenir la rinitis alérgica por polen:

  • Consulta los niveles de polinización antes de salir de casa.
  • Evita salir al aire libre en las mañanas, ya que es cuando la liberación de pólenes es mayor.
  • En todo caso, si has estado al aire libre es mejor ducharte y cambiarte de ropa.
  • Si sales al campo, mejor utiliza una mascarilla que cubra tu nariz y boca, así como anteojos de sol para proteger tus ojos.
  • No tiendas la ropa en el exterior o durante las mañanas. Además, sécala cuando no haya mucho viento, porque el polen se introduce en las fibras de la ropa mojada.
  • Evita hacer ejercicio al aire libre durante el día.
  • No tengas plantas de interior y si tienes algunas, búscales un nuevo entorno.
  • Limpia tu casa a menudo con la aspiradora. Limpia también los filtros de los aires acondicionados.
  • En el caso de tener mascotas, extrema su aseo y limpieza.
  • Mantén las ventanas de casa cerradas y emplea un purificador de aire para ventilar.
  • Cierra las ventanillas del coche y utiliza un filtro antipolen.
  • Introduce remedios caseros: infusión de jengibre y cúrcuma, probióticos (principalmente el Lactobacillus acidophilus) y vitamina C (naranjas, fresas, kiwi, brócoli o tomates).
  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • Mantén una alimentación sana y equilibrada y bebe mucha agua. Esto es clave para prevenir la sequedad de las mucosas de las vías respiratorias.
  • Evita el alcohol y el tabaco.
  • Realiza vahos y lavados nasales frecuentemente con agua de mar o soluciones salidas fisiológicas.
  • En los días que los síntomas se hayan agravado, pide cita al alergólogo y haz las pruebas necesarias (test cutáneo o prick test).
  • Además de seguir un tratamiento pautado, los productos de Pharysol, creados a partir de ingredientes 100% naturales como Pharysol Sinus, pueden ayudarte a mejorar los síntomas propios de la rinitis alérgica.

Aunque esta lista parece muy larga a simple vista, es más fácil de seguir de lo que parece. Se requiere ser constancia y organización.

Si deseas saber más acerca de cómo cuidar de tu salud de forma natural, no dudes en seguir los artículos de nuestro blog y consultar nuestra amplia gama de productos. 

Deja un comentario

Ir a Arriba